GUERRA COMERCIAL EEUU-CHINA

Donald Trump amenaza a Nike y Adidas que se oponen a poner aranceles a China: «Sería catastrófico»

Donald Trump amenaza a Nike y Adidas que se oponen a poner aranceles a China: "Sería catastrófico"
Donald Trump (EEUU) YT

Pocas bromas con Donald Trump, el inquilino de la Casa Blanca (Cómo afectará la guerra comercial entre Estados Unidos y China a los iPhones).

Los dos gigantes mundiales del calzado deportivo, Nike y Adidas, se han posicionado en contra de la subida de aranceles a China que plantea el presidente de EEUU, en una guerra comercial que tendría unas consecuencias «catastróficas» para las firmas y los consumidores (China contraataca y amenaza con paralizar la exportación de materiales raros claves para EEUU en plena crisis de Huawei).

Las compañías estadounidense y alemana encabezan una amplia lista de 173 empresas que han pedido a Trump dar marcha atrás a la imposición de aranceles a los productos exportados de China, un mercado que sigue siendo extremadamente importante para el sector textil, que ostenta una parte sustancial de las plantas de producción.

De acuerdo con las memorias de Nike, la producción en China supuso un 25% del total de 2018. Muy parecida es la de Puma, valorada en un 24%.

En el caso de Adidas, llegó hasta a un 18%, idéntica cifra que Under Armour.

Avisados de los efectos de una guerra comercial, las compañías han intentado probar en otros mercados como Vietnam, Banglaseh o Indonesia.

Esta deslocalización dentro de Asia también tenía otro trasfondo: el aumento de los salarios en territorio chino, con la consecuente subida de los costes y reducción de beneficios.

Las 173 empresas firmantes aseguran que estos aranceles no solo afectarían a sus negocios, sino también a los consumidores y, por lo tanto, a la economía de EEUU en general.

Calculan que el impacto podría alcanzar los 7.000 millones de dólares (casi 6.300 millones de euros) anuales.

La situación agravaría más el descontento de un sector, el del calzado, que soporta un régimen fiscal bastante alto en EEUU y que ya supone un motivo de descontento habitual para las empresas.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido