Los investigadores vinculan el origen del dinero familiar a presuntas prácticas corruptas durante el mando del expresidente

La UDEF estima que los Pujol tienen una fortuna de 290 millones de euros y lo califica de «crimen organizado»

El informe policial sitúa a Jordi Pujol hijo como un tesorero «en la sombra» de Convergència

La UDEF estima que los Pujol tienen una fortuna de 290 millones de euros y lo califica de «crimen organizado»
Pujol RS

Cuanto mas se sabe más sucio resulta todo. La Policía Nacional trata de cerrar el círculo de la investigación penal sobre la familia Pujol y estima que la fortuna que acumuló el clan con presuntas prácticas corruptas asciende a 290 millones de euros. En un informe de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF), fechado el pasado 30 de julio y al que ha accedido ABC, los investigadores desgranan todas las actuaciones del clan para multiplicar su fortuna desde 1990, conductas propias según la UDEF del «crimen organizado», según recoge el autor original de este artículo Luis P. Arechederra en ABC y comparte Ivan Rastik para Periodista Digital.

El informe de la UDEF desbarataría, siempre en base a indicios policiales, la coartada de la familia, que ha alegado que el dinero procede de un legado del abuelo Florenci, que después la familia multiplicó con inversiones en operaciones financieras complejas en los años de las rentabilidades doradas de los ochenta y los noventa. Las conclusiones de los investigadores, que vinculan el origen de los fondos a actividades sospechosas previas, ya se encuentra en la mesa del juez del caso, el instructor José de la Mata. La causa en la que están imputados los nueve miembros de la familia encara ya la recta final, pues tiene como plazo final para la instrucción el próximo 23 de septiembre.

«En función de este informe no nos cabe duda de incardinar las conductas descritas dentro del concepto de crimen organizado», señala la UDEF en las conclusiones del documento, que consta de 222 folios. Los investigadores argumentan que la familia Pujol Ferrusola se aprovechó de «su posición privilegiada de ascendencia en la vida política/económica y social catalana” para acumular un «patrimonio desmedido, directamente relacionado con percepciones económicas fruto de conductas corruptas». Según la UDEF, las supuestas actuaciones corruptas del clan se internacionalizaron a otros países a partir del año 2003, cuando Jordi Pujol Soley —el padre de la familia, un mito del nacionalismo catalán y la fuente de la influencia— dejó de presidir la Generalitat de Cataluña, después de 23 años.

El verdadero protagonista, y el principal imputado en la causa, fue el hijo primogénito, Jordi Pujol Ferrusola, quien manejó los fondos familiares desde comienzos de los años noventa, cuando tomó el relevo de un gestor profesional. El punto de partida de las operaciones sospechosas sería la apertura de la cuenta AND 09871 en el banco andorrano Banca Reig en noviembre de 1990. A partir de entonces, los siete hijos del matrimonio comenzaron a abrir cuentas en Andorra, según ellos para ir recibiendo su porción del supuesto legado del abuelo.

«Ciertamente, en su mayor parte los caudales detectados tienen su ascendencia en el territorio de la comunidad autonómica de Catalunya, directamente asociados a actos administrativos de resolución por instancias de esa comunidad autónoma, que engloban toda su administración, desde las Consejerías de Gobierno a entes con personalidad jurídica propia vinculados como puertos marítimos, consejos comarcales, diputaciones, ayuntamientos, etc», expone el informe policial.

Los investigadores se apoyan en dos agendas manuscritas halladas en un registro de la sede de las sociedades de Jordi Pujol Ferrusola, conocido como Júnior, que incluyen anotaciones de sus actividades durante los años 1996 y 1997. Se incluyen un total de 29 referencias según las que Júnior habría visitado personalmente dependencias de organismos oficiales de la comunidad autónoma catalana, apareciendo anotaciones como «Generalitat», «Foment Generalitat», «Consell NSMC», «Diputacio».

También aparecen referencias a firmas privadas como FCC, Teyco, Copisa, Isolux, Repsol o la constructora Huarte. Las pesquisas sospechan que Jordi Pujol hijo cobró comisiones irregulares de empresarios adjudicatarios a los que después favorecería la administración. Entre los indicios apuntados se encuentra la ausencia de cualquier justificación material de todos sus cobros a los empresarios, que argumentan que Pujol Ferrusola les ofrecía asesorías verbales, sin contrato, para sus negocios.

Los investigadores van más lejos y sostiene que Jordi Pujol hijo habría actuado aquellos años como «un eslabón trascendente en el devenir histórico del partido CDC», como una especie de tesorero «informal y en la sombra». Según las sospechas policiales, habría recaudado dinero para el partido histórico del nacionalismo catalán, a través del 3 por ciento y otros porcentajes, a pesar de que habría desviado parte de los fondos para la fortuna de la familia. De la Mata también investiga la causa del 3 por ciento.

Como conclusión, la UDEF aprecia que «se ha obtenido un conjunto de indicios racionales de criminalidad, que sobrepasaría las meras sospechas y conjeturas, y que apuntaría claramente a la comisión de hechos relacionados con la corrupción política y privada, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal y otros», expresa el inspector de la policía que firma el documento. El objetivo del informe es precisamente reconstruir y objetivar la operativa delictiva previa al delito de blanqueo de capitales, que consiste en lavar fondos económicos de procedencia ilegal.

Los investigadores explican que el viaje del dinero gestionado por Pujol Ferrusola solía desarrollarse desde Andorra y otras jurisdicciones hasta países donde el clan invertía en negocios locales para después tratar de reintroducirlo en España. La UDEF, que analiza un sinfín de actuaciones, cita como ejemplos las participaciones en vertederos en Tarragona, en casinos en México o en el puerto argentino de Rosario. El circuito ilegal de las transacciones llegaría hasta los últimos años, según el análisis.

Autor

Ivan Rastik

Iván Rastik, personaje ruso de origen pero español de vocación, es el gran experto erótico-festivo de Periodista Digital.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído