¿Se declaran los préstamos en la declaración de la Renta?

Préstamo
Préstamo

El próximo mes de abril se abrirá el plazo para realizar la Declaración de la Renta sobre el ejercicio del año anterior. Esta no es otra cosa que la entrega de un documento a la Agencia Tributaria donde deberemos especificar todos nuestros ingresos y nuestro patrimonio dentro del año fiscal. Aunque muchos de nosotros estemos acostumbrados a elaborar este ejercicio, la duda acerca de si debemos declarar o no un crédito personal de LoanScouter suele ser una de las más recurrentes.

¿Cuál es el papel de los préstamos personales en el IRPF?

La primera duda a resolver es si los préstamos personales afectan o desgravan en el IRPF, o por el contrario no tienen impacto alguno.

Conforme hemos explicado, en el ejercicio de la Renta deberemos declarar tanto nuestros ingresos como nuestro patrimonio dentro del año fiscal. Es por ello que muchas personas se plantean si al percibir el capital de un préstamo, este también debería aparecer en nuestra Declaración. Pues bien, la respuesta es no.

Hacienda no considera el crédito personal como un ingreso (como sí lo es una pensión o una nómina). Los préstamos personales no aumentan nuestro capital, ya que debemos devolver el importe prestado en el plazo acordado.

Si nuestra intención es contratar un préstamo cuando hayamos finalizado nuestro ejercicio, ahora ya no tendremos nada que temer. Para poder encontrar un crédito personal, que sin tener que cambiar de banco se adapte a nuestras necesidades, podremos aprender a encontrar los mejores préstamos personales del mes de marzo.

Caso aparte: los préstamos hipotecarios

En caso de haber firmado un préstamo hipotecario y haber aplicado la deducción antes del 1 de enero de 2013 (día en que entró en vigor la nueva ley) sí que podremos contar con una bonificación a la hora de realizar la Declaración de la Renta.

Podremos recuperar hasta el 15% del capital gastado, tanto por compra como por rehabilitación (con un máximo de 1.356 euros en IRPF al año).

El importe máximo sobre el que se desgrava nuestro crédito será de 9.040 euros (en caso de tener una hipoteca de dos titulares cada uno podrá desgravar dicha cantidad, lo que supondría un total de 18.080 euros).

Por ejemplo, si firmamos nuestra hipoteca (de un solo titular) en el año 2012 y hoy en día continuamos pagando por ella una mensualidad de 500 euros al mes, al final de cada año habremos abonado 6.000 euros. Con estos datos, la deducción ascendería a 900 euros (el 15% de los 6.000 euros pagados durante el año).

En cualquier caso, es importante profundizar más sobre cuáles son los requisitos para poder desgravar nuestra hipoteca, y conocer los detalles por si son de aplicación a nuestro caso.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído