Laura Sánchez

Máxima tensión entre EEUU y China: Europa se inclina hacia el lado del presidente Biden

La Unión Europea y Alemania ultiman una ley que dificultaría la inversión de las entidades chinas

Máxima tensión entre EEUU y China: Europa se inclina hacia el lado del presidente Biden

Un importante acuerdo de inversión alcanzado en diciembre entre la Unión Europea y China, después de siete años de intensas negociaciones, pende de un hilo a medida que las relaciones entre ambas regiones vuelven a deteriorarse.

La Unión Europea y Alemania ultiman una ley que dificultaría la inversión de las entidades chinas, al tiempo que se unen a Estados Unidos para intercambiar sanciones con Pekín.

Italia también apunta a un bloqueo de las adquisiciones planificadas por empresas chinas.

La canciller alemana Angela Merkel habló con el primer ministro chino Li Keqiang la semana pasada, y los dos prometieron una cooperación más estrecha sobre las vacunas Covid-19 y la lucha contra el cambio climático.

Sin embargo, se habla en Berlín de que el optimismo en torno a la relación ha desaparecido, señala Bloomberg.

Los múltiples signos de tensión sugieren que los principales países de Europa se están acercando a la postura de la Administración del presidente Joe Biden en su enfrentamiento con China.

Mientras el secretario de Estado, Antony Blinken, mantiene conversaciones en Londres esta semana con sus homólogos del Grupo de los Siete, una Europa más alineada con Washington indicaría alguna reparación al daño causado a los vínculos transatlánticos por la administración Trump, con implicaciones para el comercio, los aranceles y el acceso tecnología, señala la agencia.

No obstante, Europa no es uniforme en su perspectiva, y hay miembros de la UE como Hungría mantienen sus planes de establecer unas mejores relaciones con China.

Los lazos económicos siguen siendo primordiales ya que China es el mayor socio comercial de la Unión Europea, con un volumen total de unos 686.000 millones de dólares en 2020 que supera el comercio entre Estados Unidos y China de 572.000 millones de dólares, recuerda Bloomberg.

Sin embargo, ahora incluso los Países Bajos, que se encuentran entre los 10 principales socios comerciales de China, se están volviendo más cautelosos, protegiendo a sus empresas de alta tecnología de la adquisición y promulgando una estrategia dedicada a China.

 

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído