Se acabó el dinero barato

Se acabó el dinero barato

Durante 2005 las expectativas sobre el precio del dinero han cambiado mucho. Empezamos el año con tipos de interés al 2%, un nivel que se mantenía estable desde junio de 2003 y para el que no había perspectivas de cambio, vista la situación de la economía europea que no acaba de recuperarse.

A principios de verano se llegó incluso a especular con una posible bajada de tipos. Hubiera sido un hito histórico pero no se cumplió. De hecho, en el último trimestre de 2005 todo ha cambiado radicalmente: las previsiones se corrigieron y se empezaron a apuntar primero subidas de tipos que se producirían en el segundo semestre de 2006 para después especular con que el cambio de ciclo se produciría en el primer trimestre del nuevo año, según publica idealiasta.com

Estaba claro que la subida de tipos era algo que estaba cerca, muy cerca. Tanto que a principios de octubre Jean Claude Trichet, presidente del Banco Central Europeo (BCE), anunció que ya estaban listos para subir los tipos, incluso en 2005.

Trichet no avisó en balde. El pasado 1 de diciembre el bce subió los tipos de interés al 2,25%, aunque después ha intentado tranquilizar asegurando que se trata de un incremento puntual que no marca el inicio de una serie de subidas. Algo que el mercado no termina de creerse. De hecho se esperan mayores tipos para el año 2006, en torno al 2,75% o incluso el 3%. estas predicciones están provocando una escalada en el euribor, que cierra 2005 al 2,78%, el nivel más alto desde enero de 2003 y casi medio punto por encima de la cifra con la que comenzó el año (2,31%).

Un aumento que es posible que siga creciendo en 2006 ya que según los analistas el euribor podría situarse al 3,5% en el segundo semestre del próximo año. No obstante, la unión europea no es la única que ha cambiado el rumbo de su política monetaria. En realidad ha sido la última en hacerlo entre las economías del atlántico norte: el Reino Unido mantiene sus tipos en el 4,5% mientras estados unidos ha llevado a cabo recientemente su subida número 13 consecutiva, llegando a tipos al 4,25%.

Ante este escenario parece poco probable que en 2006 se cumplan las últimas palabras de Trichet negando el inicio de una serie de aumentos y quizá dentro de un año veamos los tipos por encima del nivel actual. Aún así, los expertos han querido tranquilizar a los hipotecados. por un lado Gregorio Delgado, profesor de la UNED, aseguró que tipos de interés inferiores al 5% serían «perfectamente asumibles», mientras que la asociación hipotecaria española (ahe) defiende que las familias españolas «encajarán perfectamente» subidas de hasta el 3%.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído