La financiación de un piso absorbe hasta el 46% del salario

La financiación de un piso absorbe hasta el 46% del salario

La financiación de la compra de un piso absorbe entre un 39,5% y un 46% de la renta familiar, en función de que el plazo de amortización del préstamo sea de 20 ó 25 años, según se desprende de último informe de coyuntura realizado por Metrovacesa, correspondiente al cierre de 2005 y elaborado a partir de datos del Banco de España y el Ministerio de Vivienda.

De esta forma, el esfuerzo financiero para comprar un piso (parte del salario que es preciso destinar a su adquisición a partir de su precio y las condiciones hipotecarias) alcanzó la tasa más alta de los últimos doce años y supera en hasta 13 puntos porcentuales la máxima del 33% que las entidades bancarias estiman adecuada para garantizar la viabilidad financiera del comprador.

Así, a cierre del pasado año era preciso destinar 8,46 veces un salario anual íntegro para pagar la compra de la vivienda, «la cuota más alta desde que se dispone de estadísticas precisas para obtener esta relación», según el informe.

El estudio está realizado a partir de una renta anual de 18.800 euros, que adquiere una vivienda de 90 metros cuadrados construidos con un precio de 159.039 euros, mediante un crédito obtenido para financiar el 80% del importe del precio del piso a un plazo de 20 años, y se refiere al primer año de vigencia de la hipoteca.

Según el estudio de Metrovacesa, estos datos son «descriptivos del esfuerzo necesario, sobre todo por hogares jóvenes que acceden por primera vez a una vivienda», y que, tal como apunta la inmobiliaria, «se eleva» si se tiene en cuenta el esfuerzo adicional preciso para cubrir el pago de la entrada, importe generalmente equivalente al 20% del total del precio del piso.

Para los expertos de la empresa, «la necesidad de hacer frente al pago de entrada implica un problema tan importante como el derivado del servicio de las cuotas de los préstamos».

El esfuerzo financiero para acceder a la vivienda muestra la heterogeneidad que el mercado inmobiliario presenta en las distintas regiones del país dado que, según los datos de cierre del tercer trimestre de 2005, osciló entre el 52,9% de Madrid y el 24,7% de Extremadura.

MODERADA DESACELERACION EN 2006

El alto esfuerzo financiero para acceder a la vivienda responde al largo periodo de aumentos generalizado que acumula su precio, añade el informe.

En este sentido, Metrovacesa prevé no obstante que el precio de los pisos continuará en 2006 con la «moderada desaceleración» iniciada en 2005 y que registrará así una subida porcentual de dos dígitos, pero en todo caso inferior a la del 13% anotada el pasado año.

La inmobiliaria considera que se reducirá el número de viviendas que empezarán a construirse en 2005, hasta situarse en unas 700.000 unidades, pero aumentará el de viviendas terminadas (unas 600.000).

En cuanto a la demanda, estima que sigue existiendo una «importante demanda remansada», procedente de nuevos hogares que quedan fuera del mercado, «para los que resulta imprescindible que exista una oferta significativa de viviendas protegidas».

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído