Los pisos nuevos son más caros, pero 12 mts más pequeños que en 2000

Los pisos, al tiempo que se encarecen, encogen. Hace cinco años, la superficie media de una vivienda de obra nueva en Madrid era de 102 metros cuadrados mientras que el año pasado no superaba los 90.

Ese mismo piso, sin embargo, costaba 196.758 euros cuando era más grande y ahora no saldría por menos de 344.520 euros.

Según datos del Ministerio de Fomento, las viviendas unifamiliares han sufrido la tendencia inversa.

El adosado o chalé ha pasado de 167 a 185 m2, de media.

Construyen menos chalés

En la región cada vez se construyen menos casas y se levantan más pisos.

Del total de viviendas edificadas en 2000, el 40% era unifamiliar, un porcentaje que el año pasado descendió hasta el 24%.

Los expertos explican la reducción de metros cuadrados de los pisos nuevos en el continuo encarecimiento del precio de la vivienda en las grandes ciudades: «también influye que los constructores, donde antes hacían 40 pisos, ahora hacen 44», dicen en Idealista.com.

Sobre el descenso de construcción de chalés, un estudio reciente de BPB Iberplaco apuntaba que la mayoría de los madrileños prefieren un piso céntrico a una casa a las afueras, aunque esta decisión suponga renunciar a metros.

Sólo el 10% vive ahora en unifamiliares y, sin embargo, el INE dice que 60% de los madrileños se quejan de donde vive.

El 12% dice tener poca luz; el 35%, ruidos; el 21%, contaminación, y el 32%, vandalismo.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído