La deuda de las familias crece más que los salarios

(PD/Agencias).- La situación financiera de las familias sigue empeorando en el 2007 y, según datos recientes del Banco de España, la renta bruta anual de los hogares ya no da para pagar los gastos de consumo y las cuotas de los préstamos, por lo que se ven obligados a tirar del ahorro de años anteriores o a volver a endeudarse.

Es cierto, como dicen todas las estadísticas, que la deuda de las familias ya no crece tan deprisa como hace unos años. Pero también es cierto que el crecimiento de su renta disponible aún se ha desinflado más.

El resultado -según explica Rosa María Sánchez en El Periódico– es que, según datos del Banco de España, la tasa de endeudamiento de las familias ha vuelto a aumentar en el primer trimestre del año y ya se sitúa «por encima del 125%» de su renta bruta disponible anual, según el último boletín económico del organismo.

LA REALIDAD, MÁS DURA
Según los últimos datos del Banco de España, los préstamos contraídos por las familias totalizaron 806.348 millones de euros, frente a una renta disponible bruta anual de 633.596 millones (que incluye salarios, subvenciones y prestaciones, tras descontar el pago de impuestos). Estos datos elevan exactamente al 127% la tasa de endeudamiento, frente al 124% con que finalizó el 2006.

Dicho de otro modo, para una renta anual de 30.000 euros, la deuda media familiar es de 38.100 euros, mientras que hace cinco años, esta misma familia estaba endeudada en unos 21.000 euros (el 70% de su renta bruta disponible).

Estos son los datos medios. La realidad es mucho más dura, porque no todas las familias tienen deudas. Según el Banco de España, solo tienen deudas el 40% de los españoles mayores de 18 años (en el año 2000, este porcentaje era del 30%) y, según este mismo organismo, la deuda media para un mayor de edad se sitúa ya, nada menos, que en el triple de su renta disponible. Es decir, para una renta anual de 30.000 euros, la deuda media es de 90.000 (hace seis años era de 60.000 en este ejemplo).

Por eso, y porque han subido los tipos de interés, la carga financiera (cuotas para amortizar el préstamo y pagar intereses) ya representa más del 16% de la renta disponible (4.800 euros para una renta de 30.000).

NÚMEROS ROJOS
Todo esto da como resultado que, desde el 2006, las familias españolas están más ahogadas y, por primera vez, en ese ejercicio y durante el primer trimestre del 2007, gastan –en consumo y en créditos– más de lo que ingresan.

Según los datos del Banco de España, los números rojos representan un porcentaje de la renta disponible de alrededor del 1%. De media, quiere decir que a una familia con 30.000 euros de renta bruta anual, le faltan 300 euros para acabar el año, por lo que, o bien, tiene que tirar de ahorros de años anteriores, o bien tiene que pedirlo prestado.

Pero, de nuevo esta media, incluye, sin duda, casos de números rojos mucho más preocupantes que ese porcentaje estadístico del 1% de media.
La tasa de endeudamiento (del 127% de la renta bruta disponible) es menor –del 115% en el 2006–, si se toma como referencia la renta bruta disponible ajustada (que incluye rentas en especie.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído