El Gobierno prestará abogados a quienes detecten que el casero sube el alquiler

(PD).- La Ministra de Vivienda, Carme Chacón ha anunciado que pondrá los servicios jurídicos del Estado a disposición de los jóvenes que detecten que los caseros suben el alquiler por las ayudas de 210 euros mensuales que reciben del Ministerio.

De esta forma, Chacón pretende frenar a los caseros que quieran especular con las ayudas del Gobierno.

En el País Vasco se exigirá al joven que viva en un piso cuya renta no supere los 700 euros precisamente para evitar que los propietarios suban el alquiler. “Así evitaremos que determinados propietarios caigan en la tentación de elevar de forma abusiva el alquiler al saber que los inquilinos contarán con la ayuda”, ha explicado el consejero de Vivienda del Gobierno Vasco, Javier Madrazo.

Flexibilización de las ayudas para los caseros: 6.000 euros

Chacón, ha indicado que el Consejo de Ministros del 11 de enero aprobará el paquete de medidas para ampliar las facilidades a los propietarios y promotores de viviendas para fomentar el mercado del alquiler. Esta flexibilización de los criterios para la concesión de ayudas ya se ha anunciado de forma reiterada en los últimos meses y se espera que finalmente se apruebe y deje por escrito en el Consejo de Ministros.

En este paquete de medidas destacan:

Los dueños de casas que hayan permanecido desocupadas desde, al menos, un año podrán cobrar 6.000 euros si las alquilan por un periodo de cinco, sin que esta cantidad tenga que ser usada para arreglos o reparaciones como antes estaba establecido.

El nuevo plan elimina los requisitos de edad (35 años) y el tope de renta mensual que cobra el propietario para percibir la ayuda de 240 euros al mes que el plan ofrecía a colectivos más desfavorecidos. Estos límites fueron la principal causa de que prácticamente nadie haya pedido hasta ahora esta subvención oficial.

El decreto mejora igualmente las condiciones de financiación para que un particular o promotor compre casas o las construya con el fin de cederlas posteriormente en régimen de alquiler asimilándolas en precios y rentas máximas a la vivienda protegida de renta concertada.

Vivienda también crea la figura del área de renovación urbana que se aplicará a zonas o barrios degradados con el fin de su remodelación integral. A partir de la entrada en vigor del texto reformado se podrán derribar edificios y crear viviendas nuevas con ayudas públicas, algo que no permitía el plan vigente porque solo establecía subvenciones para la rehabilitación.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído