¿Voló el piso por sólo 16 euros?

(PD).- La vida de Ana Moreno discurrió envuelta en la desgracia y así ha terminado. La mujer es, según fuentes de la investigación, una de las tres víctimas mortales de la tremenda explosión que el lunes sacudió el popular barrio de La Verneda, en Barcelona. Ella misma la provocó, según la hipótesis que maneja la policía. No se sabe si con la idea de suicidarse y evitar así un desahucio inminente o para vengarse de quienes, en su mente, eran sus mayores enemigos: su hermana y su cuñado, propietarios del piso donde residía.

Ana se llevó por delante, supuestamente, la vida de dos de los tres hermanos de una familia. El tercero de los hermanos, un varón mayor de edad que había salido de casa para ir a trabajar, por eso cobra fuerza la idea de que la tercera víctima es Moreno. En su piso, el 1º 3ª, se hallaron restos de un combustible que podría ser gasolina.

Hasta que se confirmen los resultados del ADN, dentro de un par de días, no se sabrá a ciencia cierta la identidad de los fallecidos. En el caso de la sospechosa va a ser complicado, pues será difícil localizar a algún familiar para cotejar el ADN con algún tejido vivo de la víctima. La poca familia que tiene o la ignora por completo o ha huido de su lado.

Moreno no estaba al día en los pagos del alquiler, con lo que la propietaria de la vivienda la demandó. La sentencia confirmó que la renta debía aumentar de los 77 euros a los 93, una diferencia de apenas 16 euros en concepto de IBI. Este incremento de alquiler es que ha desencadenado la tragedia.

Hace unas semanas, Moreno envió una carta a El programa de Ana Rosa de Telecinco para denunciar el ‘mobbing inmobiliario’ que estaba sufriendo. En la carta, la mujer se declaraba «desesperada» ante su inminente desahucio, según relata Informativos Telecinco.

Ya en 1995, la mujer acudió al espacio En directo contigo, presentado por Belén Rueda, para quejarse por discriminación laboral debido a su peso. A su entender, ésta era la principal causa de que no consiguiera trabajo. Meses después, participó en El Semáforo, dirigido por Chicho Ibáñez Serrador, donde ganó 250.000 pesetas contando chistes.

De nuevo apareció en la pequeña pantalla en el programa Hoy es posible, donde ya explicó que su hermana intentaba desahuciarla del piso en el que vivía. Aún volvería a los platós tres veces más. En Dossier, denunció que le querían arrebatar a su hijo. Poco tiempo después, acudió a Así son las cosas y posteriormente asistió al programa Digan lo que digan, donde expuso que no tenía trabajo. También quiso aparecer en TV3, aunque no lo logró.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído