La Reserva Federal baja los tipos al 2,25% ante el agravamiento de la crisis

(PD/Agencias).- Por quinta vez consecutiva en menos de siete meses, la Reserva Federal (Fed) ha abaratado el precio del dinero para frenar los efectos de la crisis desatada por las hipotecas de alto riesgo en EE UU y promover el crecimiento. En esta ocasión, la institución monetaria ha recortado los tipos de interés en un 0,75% hasta el 2,25%, su menor nivel desde noviembre de 2004. “Los riesgos sobre el crecimiento continúan”, dice en un comunicado el consejo del banco central estadounidense.

“La acción de hoy, combinada con la de estos días pasados, incluidas aquellas destinadas a fomentar la liquidez, podrían ayudar a promover un moderado crecimiento y mitigar los riesgos sobre la actividad económica”, expresa en una nota el Comité de Mercado Abierto (FOMC) de la Reserva Federal de EE UU tras la reunión de hoy en Washington. La institución «actuará a tiempo y apropiadamente para fomentar un crecimiento sostenible y la estabilidad en los precios».

Los malos augurios sobre el devenir de la mayor economía del mundo se han acrecentado a pasos agigantados en los últimos días tras el salvamento de Bear Stearns por parte de JP Morgan y la Reserva Federal de Nueva York, que proveerá 30.000 millones de dólares para la operación. El quinto banco de inversión de EE UU se vio afectado por la falta de liquidez, derivado en gran parte por el estrechamiento del mercado de crédito al que acuden las entidades para financiarse.

Este fin de semana, además de las medidas de socorro sobre Bear Stearns, la Fed bajó en un cuarto de punto el tipo de descuento de los bancos hasta el 3,25%. Además, la semana pasada, en una decisión sin precedentes y para fomentar la liquidez en el mercado, el banco central de EE UU propuso inyectar hasta 200.000 millones de dólares en valores del Tesoro con vencimiento a 28 días, frente a un abanico de valores aceptados como garantía entre los que figuran títulos de deuda de agencias federales y valores respaldados por hipotecas residenciales, tanto de agencias como de bancos.

Algunos economistas dicen que la Fed debe actuar para impedir una debacle económica más amplia. “Estamos en medio de la más persistente crisis financiera en una generación, la cual ha destruido incalculables riquezas en viviendas y activos financieros y ha conducido a la economía de EE UU a una recesión”, dijo a Thomson Financial Sherry Cooper, economista jefe de BMO Capital Markets.

El secretario del Tesoro, Henry Paulson, reconoció poco antes de la reunión de la Fed que la economía estadounidense ha “declinado fuertemente”. Sin embargo, Paulson no admitió que la primera economía mundial esté en recesión. “Para mí, lo importante no es la etiqueta que se le pone, (sino) lo que hacemos al respecto”.

Se trata de la quinta vez de forma consecutiva que la Fed abarata el precio del dinero desde septiembre de 2007. En siete meses, la institución que preside Ben Bernanke ha bajado los tipos en un 3% hasta el 2,25% actual, su nivel más bajo desde noviembre de 2004.

Extrema debilidad del dólar

“La caída [del dólar] está lastrando el crecimiento de los países cuyas monedas han experimentado una fuerte revalorización en los últimos meses”, expresa Link Securities. Este lunes, la divisa comunitaria marcó un nuevo máximo histórico contra el billete verde en 1,5904 unidades, lo que equivale a una revalorización anual de la divisa comunitaria del 9%.

Ahora, un euro se intercambia en los mercados mundiales por 1,578 billetes verdes. La tendencia bajista del dólar se cumple contra el resto de divisas. Por primera vez en doce años, un dólar se cambia por menos de 96 yenes.

El dólar atraviesa una crisis de credibilidad”, dice a Bloomberg Koji Fukaya, estratega senior de Deutsche Securities, firma perteneciente a Deutsche Bank. “Los mercados están dentro en un circulo vicioso”. Vincent Reinhart, director de formación de Division of Monetary Affairs de la Fed y ahora profesor en el American Enterprise Institute de Washington cree que el balance de la Fed puede resentirse tras las últimas actuaciones, lo que indica “el precario estado de la economía”.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído