El Pocero y sus amigos se pegan el batacazo en Seseña

(PD).- Una maraña de grúas mustias, en reposo, planea sobre la macrourbanización de Francisco Hernando, Paco El Pocero, en Seseña (Toledo). Tras la pomposa entrada, con un retorcido monumento y el nombre del constructor en letras doradas, aparece una ciudad fantasma.

Escribe Natalia Junquera en El País que las persianas de las miles de viviendas están selladas a cal y canto. Apenas hay coches ni personas, y las que hay provocan un inquietante eco sólo con el ruido de sus pasos.

La conversación de móvil que una mujer mantiene desde el balcón del cuarto piso de un bloque de casas se convierte, en mitad de nada y de nadie, en un tranquilizador escándalo. Las calles, bautizadas con nombres de pintores, están sembradas de bancos relucientes en los que nadie se sienta y de señales de tráfico que obligan a ceder el paso. ¿A quién?

El único signo de vida omnipresente son los carteles de Se vende. Cuelgan de cada fachada y no los ha puesto el constructor, sino sus compradores. Un ejército de especuladores de carne y hueso, la feroz competencia.

Mucha gente ofrece lo que compró rebajando el precio a lo bestia y mientras, en la oficina de ventas de Onde 2000, la empresa de El Pocero, cuatro empleadas, sentadas en torno a la mesa de una de ellas, pasan el rato. Nadie quiere hacer declaraciones. No hay clientes.

La cosa pinta mal para los planes de Hernando de levantar 13.508 viviendas en este secarral de Seseña, multiplicando por seis la población del municipio. Ya tienen licencia de primera ocupación 2.536, pero sólo hay 750 personas censadas en la macrourbanización.

Cuando la mayor parte de los compradores de El Pocero adquirieron su vivienda, no lo hicieron con la intención de vivir en ella, sino de ella. Pero la inversión en el ladrillo ha dejado de ser «el chollo del siglo».

Los bancos han cerrado el grifo. La concesión de hipotecas ha bajado un 25% en el último año con la crisis financiera, según el INE, y sin créditos es imposible comprarse una casa.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído