Marina d’Or huye al extranjero ante la crisis inmobiliaria española

(PD).- El parón inmobiliario está más presente que nunca en España. A medida que pasan los días, los precios de las viviendas empiezan a descender, la demanda cae y los ciudadanos comienzan a optar por el alquiler, el paro continúa aumentando con especial incidencia en el sector de la construcción y las empresas del ramo comienzan a notar los graves efectos de una crisis más que anunciada.

Es el caso de Marina d´Or, que el pasado mes de abril anunciaba que sus beneficios caían cerca del 50% en 2007 respecto al año anterior, y que las ventas de apartamentos se veían reducidas en un 60%, lo que provocaba la pérdida de alrededor de 1.000 puestos de trabajo en España. A cambio, los responsables de la compañía anunciaban a bombo y platillo sus previsiones de creación de empleo: 1.500 nuevos puestos, eso sí, en sus proyectos en el extranjero.

Entre estos proyectos se encuentran los tres presentados este martes en Egipto, en los que el grupo español invertirá un total de 226 millones de euros. Según el presidente de la compañía, Jesús Ger, Egipto es un país «con un buen crecimiento, donde somos bienvenidos y donde la colaboración con las autoridades es buena».

Los tres proyectos se encuentran en distintas fases de tramitación de licencias y todavía no se ha empezado a construir, pero Ger se mostró confiado en el espíritu cooperativo de las autoridades, pese a la proverbial lentitud y complicación de la administración egipcia.

Dos edificios y una urbanización turística

El proyecto más caro será un hotel de cinco estrellas en la Avenida Charles de Gaulle, en la orilla occidental del Nilo, en El Cairo, que costará 126 millones de euros y que contará con un centro comercial. Según Ger, su construcción podría comenzar antes de fin de año.

En segundo lugar, levantarán un edificio de alta gama en la exclusiva isla cairota de Zamalek, que costará 56 millones de euros y consistirá en 120 viviendas de entre 120 y 240 metros cuadrados. Los potenciales clientes son tanto egipcios como árabes del golfo Pérsico, que suelen invadir El Cairo durante el verano.

Por último, en línea más tradicional con los proyectos que Marina d’Or ha llevado a cabo, está una urbanización turística de 750 apartamentos por un importe de 44 millones de euros en Hurghada, 600 kilómetros al sureste de El Cairo, considerado uno de los mejores centros de submarinismo en el mar Rojo.

Los apartamentos, en primera línea de playa, están pensados como segunda residencia tanto para egipcios como para europeos. Según fuentes del grupo, ya hay 30 unidades vendidas sobre plano, y eso sin haber comenzado todavía a excavar.

Más inversiones previstas

Ger adelantó que tienen previsto otra gran inversión en el corazón de El Cairo y una más en la ciudad mediterránea de Alejandría, pero no desveló en que consistirán. Asimismo, animó a los propietarios de suelo a ponerse en contacto con su grupo, ya sea para venderles el terreno o para entrar en alguna fórmula de asociación.

El presidente del grupo castellonense también planteó sus proyectos como apetecibles para posibles inversores, pues destacó lo «asequible» del mercado inmobiliario egipcio y la posibilidad de sacar un rápido beneficio a una inversión en este sector. Marina d’Or está presente en 22 países del mundo con proyectos que suman 1.600 millones de euros. A la cabeza está Marruecos, seguido de la República Dominicana y Egipto.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído