La juez imputa a la hija del presidente del Senado por prevaricación y cohecho

(PD).- La titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Estepona, Isabel Conejo, que investiga el caso «Astapa», ha imputado a la gerente de Urbanismo, Patricia Rojo, hija del presidente del Senado, Javier Rojo, y al concejal de Urbanismo, Rafael Duarte, por los delitos de prevaricación y cohecho, tras prestar declaración ante la magistrada.

Este último, además, fue imputado por omisión del deber de perseguir delito. Fuentes judiciales señalaron que la juez no adoptó medidas cautelares contra ninguno de los dos imputados en la trama de corrupción institucional e inmobiliaria de Estepona, que se ha saldado por el momento con 26 detenidos.

La gerente de Urbanismo, Patricia Rojo, quien no realizó ninguna declaración, fue la primera en llegar al Juzgado sobre las 09.15 horas, en compañía de su abogado, mientras el concejal de Urbanismo, Rafael Duarte, llegó quince minutos después.

La defensa de Duarte, Diego Martín Reyes, explicó que su cliente ha prestado declaración como imputado para tener todas las garantías procesales.

Martín Reyes hizo hincapié en que la juez no ha adoptado ninguna medida cautelar respecto a Rafael Duarte, ni siquiera le ha pedido, dijo, «la comparecencia periódica ante el Juzgado».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído