Qué deben hacer los que compraron casa a Martinsa-Fadesa y no la tienen todavía

Qué deben hacer los que compraron casa a Martinsa-Fadesa y no la tienen todavía

(PD).- Al margen de la deuda, los 234 despedidos y los acreedores, Martinsa-Fadesa (MF) cuenta con 12.578 contratos de preventa de viviendas cerrados o iniciados. Ante una situación concursal, Inmaculada de la Vega hace en El País un detallado y esclarecedor recuento de los pasos qué hay que dar y de cómo quedan los afectados.

-¿Habrá o no casa?: Si las obras de la vivienda contratada están muy avanzadas, lo habitual es que MF las concluya para obtener ingresos con la venta sin más problema. SiMF no puede afrontar la inversión por tener pocas preventas o estar en los inicios, la promoción podría pasar a una segunda promotora o entidad hipotecaria. Tardará tiempo. Es aconsejable pedir información sobre los plazos y la situación por escrito a MF y a los dos administradores concursales, explicando su situación.

-Echarse atrás: Si hay incumplimiento de contrato, por ejemplo, en cuanto a los plazos, puede pedir la resolución del contrato. Las cantidades dadas a cuenta le convierten en un acreedor ordinario dentro del concurso de acreedores, sin ningún privilegio. O bien podrá pedir que se ejecute el aval bancario, el seguro sobre estas cantidades y que se las reintegren, con lo que se quedaría al margen del concurso.

Cantidades a cuenta: Todos los titulares de un contrato de preventa deben contar con un aval o póliza de seguro individualizada, a su nombre, que respalde el pago de las cantidades entregadas a cuenta por si no se llega a edificar. De no ser así, solicítelo por burofax de inmediato a MF. El aval o la póliza son obligatorios aunque se trate de una comunidad de bienes o cooperativa.

Reserva: Si ha dado sólo la señal de compra suele ser un contrato de arras en el que figurará el plazo para firmar el contrato de compraventa y empezar a pagar. Diríjase por escrito a MF y a los administradores judiciales para recabar información sobre el futuro de la promoción. Si rescinde el contrato pierde la señal o puede reclamar el doble siMFincumple el contrato. Es posible que no le interese tener que seguir los avatares del proceso o que la vivienda se haya depreciado y le compense perder la entrada.

-Pagos pendientes: Desde que el Boletín Oficial del Estado publica el concurso de acreedores, se da un mes de plazo para acreditar mediante un burofax al administrador concursal que se es acreedor de MF. Lo habitual es que el administrador abra una página web con toda la información y se ponga en contacto para comunicarle que es acreedor.

Quita y espera: Los concursos de acreedores proporcionan oxígeno al deudor. El acreedor se enfrenta a que el juez decidirá la «quita», que puede ser de una rebaja de hasta un 50% de lo que MF le debe y la «espera» que puede suponer un retraso en el pago de hasta cinco años.

Plazos: Los marca el juez de lo mercantil. Primero -y puede dilatarse hasta septiembre- tiene que producirse la declaración del concurso y el nombramiento de administradores concursales. Estos tendrán dos meses prorrogables para redactar un informe provisional, a la vista de la contabilidad de la empresa y darle traslado de lo que le deben. Si está en desacuerdo con la cantidad, comuníquese con el administrador concursal. Una vez se presente el informe hay un plazo de 10 días para impugnarlo. Se celebran vistas previas al informe definitivo.

Cómo defenderse: Hay asociaciones de afectados que se personan en el procedimiento con procurador y abogado. Le puede interesar asociarse si va a reclamar cantidades adeudadas. Puede dirigirse al Servicio de Orientación Jurídica de la Comunidad de Madrid (012), la Web del Ministerio de Justicia o el BOE.

VÍA EL PAÍS

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído