La prórroga a la cuenta vivienda beneficiará a 230.700 personas

(PD).- La ampliación de cuatro a seis años del plazo para comprar una casa con una cuenta ahorro vivienda puede beneficiar a 230.745 personas, que son las que tienen activado ese instrumento. De ellas, 50.000 se encuentran en el cuarto año de vida de sus cuentas, según la Agencia Tributaria.

Alrededor de 50.000 contribuyentes con cuentas ahorro vivienda se encuentran este ejercicio en el cuarto año desde que suscribieron la misma en el banco, según cálculos de Hacienda. Este colectivo es el más beneficiado por la moratoria anunciada por el Gobierno de elevar de 4 a seis años el plazo para comprar una vivienda utilizando los fondos de estas cuentas y sin tener que devolver las deducciones fiscales practicadas en años anteriores. Con todo, el colectivo total que podría beneficiarse asciende a 230.745 personas, que son las que a principios del año pasado tenían abierta una cuenta ahorro vivienda, según los últimos datos de los que dispone la Agencia Tributaria.

La moratoria para la compra de la vivienda excluye que se pueda seguir realizando aportaciones y deducirse por ellas en el quinto y sexto año.

El vicepresidente económico, Pedro Solbes, dijo ayer en el Senado que el Ejecutivo tramitará como decreto-ley esa moratoria. El también ministro de Economía reconoció que la medida podría reducir la venta de inmuebles en un momento en el que ‘lo que más se necesita es vender viviendas’, por lo que admitió que, ‘en cierta medida, plantea una contradicción’, informa Europa Press.

Perjuicio de las ventas

Durante su posterior intervención en el Congreso de los Diputados, Solbes indicó que, frente a esta posibilidad, ‘la restricción crediticia hace que mucha gente que son titulares de vivienda pueda no ejercer, en contra de su voluntad, la posibilidad que tienen de comprar una vivienda’.

Solbes justificó su negativa anterior a llevar a cabo la moratoria argumentando que planteaba algunas ‘dificultades’ por ir en contra de las tesis de la OCDE, no ser coherente con la reforma del IRPF y plantear problemas de gestión.

Por su parte, la ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, avisó ayer de que, aunque el Gobierno es consciente de que el stock de viviendas sin vender podría tardar en absorberse entre un año y medio y dos años, no está dispuesto a comprar ninguna de estas viviendas. Interpelada por el CiU en el Congreso de los Diputados, la ministra explicó que, igual que esta sobreoferta está en manos de los promotores, lo está también, ‘una de las soluciones más eficientes’: ajustar el margen de beneficios ‘de acuerdo con la lógica económica’.

Corredor afirmó que esa bolsa de viviendas, que podría superar las 650.000 unidades a fin de año, ‘se ha demostrado sobrevalorada’.

Desde la Asociación Hipotecaria Española se calificó ayer la moratoria decidida por el Gobierno como ‘una excelente noticia’ para el mercado inmobiliario y que, incluso, debería ampliarse a la reposición de vivienda principal.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído