El PIB decrece un 0,2% debido al frenazo del consumo y la construcción

(PD).- La fuerte ralentización en la construcción y en el consumo de los ciudadanos han hecho mella en la economía española, que en el tercer trimestre del año registró un crecimiento negativo del 0,2% con respecto a los tres meses anteriores, según los datos definitivos de Contabilidad Nacional publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Se trata del primer retroceso en el PIB en 15 años y confirma las cifras preliminares del pasado día 14 de noviembre.

En términos interanuales, la economía española creció en el tercer trimestre un 0,9%, nueve décimas menos que en el trimestre precedente (1,8%) y 2,7 puntos menos que en el mismo trimestre de 2007, cuando el PIB avanzó un 3,6%.

La recesión, a un paso

Se trata de las cifras más bajas desde el cuarto trimestre de 1993, cuando el PIB se contrajo un 0,3%. Además, la tasa negativa intertrimestral del periodo julio-septiembre contrasta con el crecimiento positivo del 0,1% que experimentó el PIB en el segundo trimestre y con el que registró hace un año, cuando la economía española avanzó un 0,6%.

Teniendo en cuenta que todos los pronósticos apuntan a una mayor desaceleración de la economía española en los próximos meses, España estaría al borde de la recesión económica (dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo) y podría sumarse así a la lista de países que se encuentran ya en esta situación, entre ellos Alemania, Italia o Japón. De hecho, el vicepresidente económico, Pedro Solbes, reconocio el este lunes que será díficil evitar que España entre en recesión en el cuarto trimestre.

Ante los datos, que coinciden con el avance del INE del pasado 14 de noviembre y con las previsiones del Banco de España, el instituto estadístico señala que la economía española siguió mostrando un «perfil desacelerado» por sexto trimestre consecutivo.

Frenazo en el consumo

El INE atribuye la moderación en el ritmo de avance del PIB a la desaceleración de la demanda nacional, que redujo 1,4 puntos su aportación al crecimiento agregado, hasta 0,1 puntos, dato que se vio parcialmente compensado por la mejora en 0,5 puntos de la contribución del sector exterior, que pasó de 0,3 puntos a sumar 0,8 puntos.

Además, el ritmo de avance de la inversión en construcción continuó aminorándose en el tercer trimestre de 2008, alcanzando una tasa de crecimiento negativa del 6,4%. Así, en el caso de la inversión residencial, el gradual descenso en la iniciación de proyectos y del ritmo de terminación de las viviendas
realizadas llevó a una caída interanual del 13,4%.

Los datos publicados por Estadística reflejan también las desfavorables consecuencias de la desaceleración económica sobre el mercado laboral.

Destrucción de empleo

Así, el empleo, medido en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, registró en el tercer trimestre un crecimiento negativo del 0,8%, frente al avance del 0,4% experimentado en el trimestre anterior, lo que equivale a la destrucción de 145.700 empleos a tiempo completo en el último año. No se destruía empleo en tasa interanual desde el segundo trimestre de 1994, cuando cayó un 1%, aunque la base de entonces era distinta.

La ocupación sólo creció en las ramas de los servicios, con un repunte del 2,1%, y se contrajo en el resto de actividades.

La productividad aparente del factor trabajo de la economía fue del 1,7% en tasa interanual, cifra cuatro décimas superior a la del trimestre precedente, mientras que la remuneración de los asalariados se moderó 1,4 puntos, hasta el 4,5%, como resultado de la desaceleración del empleo asalariado y de la remuneración media. De esta forma, el coste laboral por unidad de producto se desaceleró hasta el 3,6%, tasa dos décimas superior al deflactor implícito de la economía.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído