El IEE prevé que la vivienda bajará hasta un 20% en términos reales

(PD).- El director general del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Juan Iranzo, considera que el precio de la vivienda ha bajado ya un 10% en términos reales -teniendo en cuenta la inflación-, pero que su ajuste total será de entre el 15% y 20%.

Durante su intervención en una jornada sobre la coyuntura del sector inmobiliario organizada por la patronal de promotores de Madrid, Asprima, Iranzo apuntó la necesidad de drenar el ‘stock’ de unas 600.000 viviendas que actualmente existe, y evitar que en 2009 sólo se construyan 150.000 pisos, según los datos del sector.

En opinión de Iranzo, la nueva Ley del Suelo aprobada por el Gobierno ha empeorado la situación de las empresas inmobiliarias, dado que ha provocado una caída del valor de los activos «sin ningún fundamento y sin criterios de mercado».

En este mismo punto incidió el presidente de Sociedad de Tasación, José Luis Estevas-Guilmain, para quien la Ley del Suelo es un texto «innecesario» y que se «aleja del mercado libre», dado que «obliga a valorar los terrenos sin tener en cuenta las expectativas del mercado».

En cuanto a la financiación, Iranzo pronosticó que «aunque lo peor de la crisis financiera ya ha pasado, aún quedan unos meses difíciles en cuanto a restricción del crédito». Asimismo, atribuyó a la escasa actividad del negocio interbancario el hecho de que el descenso de los tipos de interés no se traslade al Euríbor, principal índice de referencia de las hipotecas.

Euríbor en el 3%

No obstante, considera que el Euríbor podría situarse «ligeramente por encima del 3%» en los meses de febrero y marzo de 2009 si, tal como apuntan todos los indicadores, la inflación sigue bajando y los tipos de interés vuelven a bajar hasta situarse en el 2%.

Ante la actual crisis financiera, la receta el IEE pasa por la «urgente necesidad» de abordar procesos de consolidación entre entidades financieras, fundamentalmente entre cajas de distintas regiones. En su opinión, esto evitaría riesgos locales y además evitar excesos en el número de oficinas.

En cuanto a la situación económica, el director del IEE pronosticó que «España entrará técnicamente en recesión cuando coma las uvas», esto es, al cierre de ejercicio, y prevé que 2009 concluya con una contracción del 1,3% del PIB. El descenso será en su mayor parte consecuencia del desplome del 10% que prevé para el sector de la construcción en general, y el del 17% para el subsector residencial en particular. Iranzo situó el punto de inflexión de la crisis entre julio y agosto de 2009.

Ante este escenario, la receta del IEE pasa por aumentar la inversión pública, sobre todo en infraestructuras, si bien Iranzo tildó de «despilfarro» la inversión de 8.000 millones anunciada por el Gobierno para obras municipales, por estimar que «sólo solucionará el problema de algún constructor local».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído