EEUU destinará la segunda parte del rescate a los propietarios hipotecados

(PD).- La segunda parte del plan de rescate económico del Gobierno de Estados Unidos, más de 260.000 millones de euros (350.000 millones de dólares), irá destinado a auxiliar a los propietarios de viviendas que tengan que enfrentarse a una ejecución hipotecaria.

Así lo ha anunciado este lunes la Casa Blanca, después de que George W. Bush, siguiendo una petición del presidente electo Barack Obama, solicitase formalmente al Congreso la concesión de los 350.000 millones de dólares restantes del plan de rescate.

Esta cantidad de dinero se destinará en parte también a la ampliación de los programas ya existentes de ayuda a los propietarios hipotecados. Por su parte, Bush ha añadido que su Administración no tiene intención de asignar fondos adicionales al plan de rescate aprobado el pasado mes de octubre.

Una vez hecha la petición formal para la concesión de la segunda parte del plan de rescate financiero, el Congreso tiene 15 días para tomar una decisión, por lo que el nuevo presidente podría disponer de ellos nada más empezar su mandato.

El presidente electo, Barack Obama, ha explicado este lunes que su intención al realizar la petición a George W. Bush era poder contar con el plan de rescate al inicio de su legislatura para poder lidiar con el delicado sistema financiero actual.

Obama criticó este fin de semana a la Administración Bush por no controlar con más rigor en qué se han gastado los bancos los primeros 350.000 millones de dólares del plan para salvar a Wall Street, por lo que garantizó que en su mandato se emplearán los recursos públicos con «responsabilidad y franqueza».

En este sentido, el que será el principal asesor de Obama en asuntos económicos, Lawrence H. Summers ha enviado una carta de tres páginas a los líderes de los republicanos y los demócratas en el Congreso para solicitar la autoridad para utilizar el fondo, prometiendo a su vez que el dinero será utilizado para evitar futuras crisis y no para «enriquecer a accionistas y ejecutivos», según informa The New York Times.

El presidente electo necesita la segunda parte del paquete para intentar enviar un mensaje de tranquilidad a los mercados financieros, y además en estos momentos está negociando con los líderes del Congreso otro plan de estímulo de la economía que podría alcanzar los 800.000 millones.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído