El 30% de los españoles teme no poder pagar su hipoteca

(PD).- La recesión se instala en el bolsillo: provoca más problemas para pagar préstamos al tiempo que crece el número de personas a las que se les deniega un crédito al consumo.

Los españoles ya no piden hipotecas. Con el paro en máximos y lo peor de la recesión aún por llegar –como admite el propio Gobierno– el 90% de los hogares prefiere no cruzar la puerta de su banco para sentarse a negociar.

Y entre quienes sí que los han hecho, los temores aumentan: el 30% de las familias tendrá dificultades para pagar la hipoteca en los próximos meses, un porcentaje superior al registrado en noviembre, según concluye el estudio Clima de Consumo EXPANSIÓN-GfK, correspondiente a enero.

Como era de esperar, la preocupación es mayor entre los ciudadanos de las clases sociales menos favorecidas, y también entre los parados.

Por lo que se refiere a la concesión de créditos, en el primer mes del año ha aumentado en siete puntos el porcentaje de ciudadanos a los que se les ha denegado un crédito al consumo. «Al parecer, los bancos siguen resistiéndose a conceder créditos a los particulares», explican los técnicos del informe desde GfK.

«Ello a pesar de las indicaciones del Gobierno en este sentido, que en reiteradas ocasiones ha solicitado a la banca que utilice las inyecciones de dinero que está recibiendo del Estado en conceder préstamos tanto a empresas como a particulares», apostillan.

Pero no todo son malas noticias. El indicador Clima de Consumo Expansión-GfK muestra también que la intranquilidad por quedarse en paro durante los próximos meses mejora en el mes de enero. Mientras que en diciembre un 50% de las personas que tenían trabajo afirmaron estar preocupadas por esta posibilidad, en enero, el porcentaje ha descendido al 38%.

El respiro de la inflación
Lo mismo sucede con los indicadores de ahorro, que suele elevarse en etapas de crisis, cuando las familias ven las orejas al lobo: descienden en tres y cinco puntos, respectivamente, los indicadores que miden las dificultades para llenar la hucha por la subida de precios y de tipos de interés.

En consecuencia, baja cuatro puntos el porcentaje de los hogares que aseguran tener más dificultades para llegar a fin de mes en los últimos meses. «Esta impresión parece ser consecuencia tanto del buen comportamiento de los tipos de interés como de los precios», que se recortaron en enero hasta el 0,8%, el menor nivel en 40 años.

Al hilo de estos resultados, los indicadores de consumo del informe registran también un buen comportamiento en enero: bajan las cifras de quienes están esperando para comprar un vehículo o una vivienda. «Seguramente los bajos tipos de interés actuales, junto con la confianza en obtener préstamos por parte de la banca, hacen que una parte de los que han estado esperando para realizar estas compras, considere que ya es el momento de abordarlas», apuntan los técnicos del informe.

La confianza de los consumidores, la peor del euro
España ya no es el alumno aventajado de Europa. En enero, el Índice de Confianza del Consumidor que elabora GfK registra una mejoría en todos los países que analiza; eso sí, con la excepción de España. La única buena noticia llega de la mano de que la caída es moderada, con lo que se confirma la tendencia observada en los últimos meses, con descensos cada vez menores.

«Este comportamiento, permite suponer que en España el Índice de Confianza puede comenzar su recuperación en breve, siguiendo la evolución que ya muestra en países de nuestro entorno», dice el estudio. Para los expertos, la razón de esta situación reside en los indicadores de Expectativas de Gasto Actual: al tiempo que se recuperan varias décimas en los grandes países europeos (suben 6 puntos en Alemania), en España pierde un punto en enero.

La serie histórica apunta, no obstante, que se trata del mayor descenso desde agosto de 2007, dato que vuelve apuntar que es posible un cercano cambio de tendencia. Por el contrario, el indicador de Expectativas de Ahorro sólo muestra tendencia positiva en España; mientras, las Expectativas sobre la Situación Económica General muestran que la crisis no ha tocado fondo. Estos indicadores GfK de Clima de Consumo se elaboran a partir de los resultados de los estudios del consumidor de la Comisión Europea, que hace dos mil entrevistas mensuales a población general.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído