El FMI prevé que la vivienda caiga un 15% más en términos reales

(PD).- El FMI auguró este miércoles un año «muy difícil» para la banca española, y consideró inevitable la fusión de algunas cajas de ahorros por su dependencia del sector inmobiliario, en el que los precios caerán otro 15% en términos reales, según sus cálculos.

«Los bancos españoles afrontan un año muy difícil, lo que probablemente lleve a su consolidación», dijeron los expertos del Fondo Monetario Internacional (FMI) en su revisión anual de la economía de España.

La entidad también reiteró la importancia de una reforma de las pensiones por considerar que la trayectoria fiscal española «no es sostenible» actualmente, declaró en una rueda de prensa Bob Traa, el economista para España de la entidad multilateral.

La economía española se contraerá un 3 por ciento este año y un 0,7 por ciento en 2010, pero Traa afirmó que España tiene poco espacio fiscal para aprobar nuevas medidas de estímulo. «No hay que hacer un agujero hoy tan grande que sea difícil salir después», alertó Traa.

El FMI vaticina que el peor momento de la recesión para España es el actual y que la salida será lenta por la pérdida de competitividad en los últimos años, según Traa. El Fondo pronostica que España sólo volverá a un crecimiento del 2 por ciento en 2014, frente al 3,7 de 2007.

El menor porcentaje de crecimiento previsto se debe a que no podrá confiar en la construcción para tirar de la economía, como en el pasado, a juicio del FMI. España «tiene que realizar reformas y encontrar un nuevo modelo de crecimiento. La fase del crecimiento basado en el ladrillo ha terminado», sentenció el economista de la entidad.

El FMI auguró que la construcción en España continuará su caída hasta «por lo menos» 2010, y que los precios de la vivienda bajarán un 30% en total en términos reales durante la crisis. Hasta ahora, se ha registrado aproximadamente la mitad de esa bajada, según Traa, quien agregó que el fin de la «burbuja inmobiliaria» podría generar un millón de parados.

El derrumbe del precio del metro cuadrado ha sido un golpe duro para la banca, pues el 60 por ciento de los préstamos españoles están vinculados al sector inmobiliario, según los cálculos del organismo.

El FMI cuestionó la construcción de más viviendas protegidas porque aumenta los inventarios y no siempre acaban en manos de los que más las necesitan, explicó. La entidad multilateral estima que los bancos españoles contaban con un colchón de reservas extraordinario de 24.000 millones de euros al inicio de la crisis, pero esas reservas «comienzan a ser bajas», añade.

Por ello, el FMI cree que algunas entidades podrían quedarse sin el capital mínimo para sus actividades y necesitarán la ayuda del Gobierno español. En este sentido, las más vulnerables son las cajas de ahorros, por su mayor dependencia del sector inmobiliario, según el organismo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído