La hipotecaria Fannie Mae pide de nuevo ayuda al Tesoro de EEUU

La firma hipotecaria estadounidense Fannie Mae ha informado de que perdió 37.922 millones de dólares (26.412 millones de euros) en la primera mitad de año, de ellos 14.754 millones (10.275 millones de euros) en el segundo trimestre, por lo que se verá obligada a solicitar más dinero del Tesoro para mantenerse a flote.

Con éste son ya ocho trimestres consecutivos de pérdidas para una compañía, que como su gemela Freddie Mac, tuvo que ser rescatada el pasado septiembre por el Gobierno para evitar su derrumbe, lo que hubiera tenido consecuencias catastróficas para el mercado hipotecario estadounidense.

La hipotecaria, con sede en Washington, calcula necesitar 10.700 millones de dólares (7.452 millones de euros) más del Departamento del Tesoro, que se sumarían a los 19.000 millones (13.233 millones de euros) recibidos en junio y los 15.200 millones (10.587 millones de euros) de marzo, y pidió que la inyección de capital se haga antes de que termine el próximo mes de septiembre.

En un comunicado remitido después de presentar sus resultados, Fannie Mae señala que a la caída del mercado inmobiliario estadounidense, que ha bajado los precios de los inmuebles, se han añadido en los últimos meses los impagos de ciudadanos que se han quedado sin empleo o que no pueden pagar sus facturas debido al efecto en su economía de la recesión que vive el país.

Pérdidas

En el primer semestre del ejercicio actual la compañía registró una pérdida neta de 37.922 millones de dólares (26.412 millones de euros), comparado con un resultado negativo de 4.486 millones (3.124 millones de euros) en el mismo periodo del año anterior.

La pérdida por acción en los seis primeros meses de este año fue de 6,76 dólares (4,70 euros), frente a los 5,11 dólares (3,55 euros) perdidos en igual periodo de 2008. Los ingresos netos por intereses ascendieron a 6.983 millones de dólares (4.863 millones de euros) en los seis primeros meses de ejercicio, frente a los 3.747 millones (2.609 millones de euros) que anotó en positivo hace un año.

«Fannie Mae continúa con sus esfuerzos para apoyar el mercado de la vivienda, trabajando con los prestamistas, los administradores de préstamos y el gobierno para ayudar a evitar la ejecución de hipotecas y proporcionar liquidez al mercado hipotecario», apunta la compañía.

Las acciones de esta hipotecaria, que se revalorizado en lo que va de año un casi el 4%, subieron el 6,76% durante la sesión regular en la Bolsa de Nueva York, y cerraron a 0,79 dólares, pero en las operaciones electrónicas posteriores se depreciaban más del 12%.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído