Restringido el uso del visado colegial obligatorio para reducir cargas administrativas

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto de racionalización del uso del visado colegial obligatorio, que tiene como objetivo impulsar la convergencia de la regulación de los servicios profesionales en España con la de las economías más avanzadas de la UE, donde no existe esta figura.

Según el Gobierno, la reforma del visado obligatorio reducirá costes para empresas y particulares por un importe de 815 millones de euros al año, de los 932 millones de euros que actualmente genera el visado, tanto en costes directos como indirectos.

La mayor parte de los ahorros, en torno al 70% provienen de la reducción de las cargas para los profesionales que supone la eliminación de los trámites para cumplir con estas obligaciones.

Al reducir el número de trabajos profesionales que obligatoriamente deben ser visados, se contribuye al esfuerzo de reducción de barreras y cargas administrativas y de mejora de la regulación para ganar competitividad.

El Real Decreto establece los nueve trabajos profesionales concretos que serán objeto de visado obligatorio.

Estos trabajos se refieren a: Edificación (proyectos de ejecución de edificación y sus certificados finales de obra, incluso cuando se presenten para legalización de edificaciones ya realizadas. También habrá visado para los proyectos de demolición); Minería y explosivos (proyectos de apertura de explotaciones mineras y de voladuras, así como para los proyectos de fábricas y depósitos de explosivos y pirotécnica y cartuchería).

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Lo más leído