Fundación ONCE defiende en Bruselas el diseño para todos en los espacios públicos

Fundación ONCE asistió este miércoles en Bruselas al Open Meeting, en el que se presentó la respuesta a la Fase I del Mandato Europeo M/420 en apoyo de requisitos de accesibilidad para la compra pública en el entorno construido.

El director de Accesibilidad Universal de Fundación ONCE, Jesús Hernández, fue el encargado de presentar el informe conjunto elaborado por los grupos europeos en el que se recoge el inventario, análisis y viabilidad de las Normas de Accesibilidad europeas en el entorno construido.

El documento elaborado por el grupo de trabajo que preside Jesús Hernández, con la secretaría a cargo de Aenor, se planteó para definir los vacíos existentes así como la necesidad de desarrollo de herramientas o normativas a nivel europeo en fases posteriores.

La jornada contó también con la presencia del director de Accesibilidad del Gobierno de Estados Unidos, David Capozzi, junto a representantes de organizaciones internacionales del mundo de la discapacidad, así como asociaciones de la industria o la construcción.

El acto, celebrado en el Hotel Bloom de Bruselas, se enmarca en la jornada de presentación pública del informe realizado bajo el Mandato Europeo M/420 lanzado por la Comisión Europea sobre la inclusión del diseño para todos en las compras públicas en entorno construido.

La primera fase de desarrollo de este Mandato consistía en la realización de un inventario de requisitos de accesibilidad que mostrara la situación real de los diferentes Estados miembros de la UE, así como de otros países significativos como Estados Unidos, Canadá o Australia, con el correspondiente análisis para determinar si con esa situación es suficiente para asegurar la accesibilidad en cada uno de ellos.

En el caso de que lo analizado no sea suficiente, el documento establece que deberán plantearse soluciones dirigidas a asegurar la accesibilidad a nivel europeo, es decir, legislación, normas técnicas, sistemas de vigilancia o certificación.

Para su elaboración se han recopilado datos de las normativas y sistemas de certificación e informes de estados miembros de la UE (Austria, Bélgica, Chipre, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Países Bajos, Polonia, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia, España, Suecia y Reino Unido), dos estados de la EFTA (Noruega y Suiza) y otros países representativos (Australia, Canadá, Singapur, Sudáfrica y Estados Unidos).

El documento explica que a pesar de la diversidad de las soluciones técnicas específicas, a nivel funcional, las personas con discapacidad tienen necesidades similares de accesibilidad en toda Europa. En este sentido, señala que es importante tener en cuenta que estos requisitos de accesibilidad del entorno construido deben abordar la gran diversidad de personas con discapacidad, sin ignorar las necesidades específicas de grupos de diferentes edades y habilidades.

De este modo, añade que el entorno construido ha de organizarse de modo que permita a cualquier persona desenvolverse en el mismo de la manera más independiente, segura y natural posible.

«No se trata de considerar sólo los requerimientos de las personas que utilizan silla de ruedas, sino atender las necesidades de todas aquellas situaciones personales que de una u otra forma condicionan el desenvolvimiento, uso y comprensión del entorno», indica.

En la consideración de entorno construido se incluyen los productos de construcción, edificios y lugares públicos, estacionamientos, rutas, transportes relacionados con las estaciones, puertos, las instalaciones educativas y deportivas, etcétera.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído