Las entidades han endurecido las condiciones y miran con lupa los ingresos y la situación laboral de los posibles clientes

Los ‘trucos del almendruco’ para conseguir que el banco nos conceda una hipoteca sin dar el portazo

Hay que saber 'vender' todo lo que aportamos al banco como cliente...

Los 'trucos del almendruco' para conseguir que el banco nos conceda una hipoteca sin dar el portazo
Bolsa, prima de riesgo, hipoteca, crisis y ahorro. ER

 

Tras el estallido de la burbuja inmobiliaria, los bancos han endurecido las condiciones para conceder una hipoteca. Los departamentos de riesgos de las entidades financieras miran ahora con lupa los ingresos y la situación laboral de los clientes que acuden a solicitar un crédito hipocario. El portal HelpMyCash da algunos consejos para conseguir un sí a la hora de pedir financiación para comprar una casa:

-Dos firmantes mejor que uno. Los bancos prefieren a dos titulares de la hipoteca mejor que a uno ya que el riesgo de impago es menor.

-Ahorrar para la entrada. Los bancos ya no ofrecen el 100% de la financiación de la casa y no pasan del 80% del valor de la compraventa. Cuanto más tengamos ahorrado para la entrada, más probabilidades de que el banco nos conceda el préstamo. Sin embargo, tampoco es recomendable con quedarse sin ningún dinero ahorrado en la cuenta.

-Optar por un piso de banco. Las entidades están más dispuestas a financiar una vivienda que ellas mismas comercializan antes que una casa comprada a un particular. Algunas incluso financian el 100% del valor de los inmuebles que tienen en cartera.

-Buscar en varios bancos. Desde HelpMyCash aconsejan buscar en varios bancos para aprender a negociar y entender mejor cómo funcionan las hipotecas. También recomiendan usar comparadores de hipotecas por internet.

-Negociar. Hay que «vender» todo lo que aportamos al banco como cliente. La antigüedad en la entidad financiera, los productos financieros que tenemos contratados e incluso los que podemos contratar como un plan de pensiones, seguros del hogar, etc…

Ser realista. Saber qué casa nos podemos permitir para evitar pedir cantidades fuera de nuestro alcance y ajustarnos a una cantidad razonable.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído