En 2013 se produjeron un total de 127.380 robos con fuerza en domicilios y hay que estar al tanto

Consejos para que los ladrones no te dejen con el culo al aire durante estas vacaciones

Los métodos preferidos por los ladrones para entrar en las viviendas es forzar las ventanas, extraer el bombín de las cerraduras o intentar abrir la puerta con tarjetas de crédito o radiografías

Consejos para que los ladrones no te dejen con el culo al aire durante estas vacaciones
Robo en una vivienda. EP

"Además del susto y las molestias que ocasionan, un robo en nuestra vivienda puede salir muy caro"

Ya está aquí el verano y con él, las ganas de irnos de vacaciones. En los meses estivales se producen numerosos robos en domicilios, sobre todo en las viviendas de las grandes ciudades, que suelen quedarse vacías durante los meses de julio, agosto o septiembre.

De acuerdo con los datos del Ministerio del Interior, en 2013 se produjeron un total de 127.380 robos con fuerza en domicilios, un 0,7% más que un año antes.

Según el informe, los métodos preferidos por los ladrones para entrar en las viviendas es forzar las ventanas, extraer el bombín de las cerraduras o intentar abrir la puerta con tarjetas de crédito o radiografías.

«Además del susto y las molestias que ocasionan, un robo en nuestra vivienda puede salir muy caro. Si no contamos con un seguro de hogar que incluya el continente, es decir, que cubra nuestros bienes en caso de robo, tendremos que asumir el coste de todos los objetos robados, mientras que la prima media de un seguro de hogar es de 206,5 euros al año. Además, comparando ofertas podemos ahorrar hasta 133 euros al año en el seguro de hogar»,

señala Celia Durán, responsable de contenidos de Seguros de Kelisto.es.

Pautas para evitar los robos en casa:

Toma nota de los siguientes consejos antes de salir de viaje. Ocultar que la vivienda está vacía y tomar ciertas precauciones con los objetos de valor contribuirá a evitar un posible robo.

Si estás suscrito a un diario, pide que no te envíen los ejemplares a casa mientras estés de vacaciones, sobre todo si vas a estar fuera muchos días. La acumulación del correo en los buzones es una señal muy clara de que la vivienda está vacía. Puedes pedir a un vecino o a alguien de confianza que recoja tu correo cada dos días.

Si tienes objetos de valor en la vivienda, guárdalos en sitios poco habituales: una caja de zapatos en la despensa, en bolsas en el armario del cuarto de baño… etc. Puedes adquirir también una caja fuerte o una caja de seguridad, pero recuerda que, seguramente, será el primer lugar en el que busquen los amigos de lo ajeno.

No bajes las persianas del todo. Mantenlas tal y como las tendrías si estuvieras en casa. Eso sí, asegúrate de cerrar bien las ventanas y dejar las cortinas echadas. Así nadie podrá ver si la casa está vacía.

Si tienes contestador automático, no cambies tu mensaje ni indiques en él que te vas fuera. Puedes desviar el teléfono fijo a tu móvil para atender las llamadas.

Deja ropa tendida. Puede servir para que descarten tu vivienda como objetivo para un intento de robo.

Instala algún elemento de seguridad. Aunque requiere una inversión es una forma de garantizar la protección de tu vivienda mientras estás fuera. Puedes contratar, por ejemplo, un sistema de alarma cuyo precio suele variar en función del tipo de vivienda o de su ubicación. Saldrás de viaje más tranquilo e incuso algunas te permitirán controlar lo que pasa en tu vivienda desde tu smartphone.

Apunta la referencia, marca y tipo de todos los electrodomésticos y aparatos que puedan ser robados. En caso de que entren en casa es necesario también tener a mano las facturas para poder reclamar al seguro. Hacer un inventario de este tipo de bienes aligerará la búsqueda y captura del ladrón y de los objetos robados.

Sé discreto en las redes sociales. No dejes mensajes públicos indicando cuántos días te vas de vacaciones ni dónde. Si quieres subir fotos de tu destino de vacaciones, hazlo a la vuelta. Actualmente es posible saber si un domicilio está vacío por la actividad de sus ocupantes en Internet, sé precavido y no des pistas a los ladrones.

Evita otros siniestros mientras estés fuera:

Además de los robos, hay otro tipo de problemas que pueden darse en tu vivienda mientras no estás. Estas son algunas recomendaciones para evitarlos:

Cierra las llaves de paso del agua y asegúrate de que los grifos no gotean. De este modo evitarás fugas de agua que puedan provocar humedades o goteras.

Cierra también la llave del gas, si vas a estar varios días fuera es mejor prevenir y evitar posibles fugas.

Vacía el frigorífico: no dejes alimentos que puedan ponerse en mal estado y provocar malos olores.

Desenchufa los electrodomésticos y aparatos electrónicos. Así evitarás que se estropeen en caso de subidas de tensión provocadas por tormentas con aparato eléctrico.

Y también ahorrarás en la factura de la luz. Recuerda que, como ya te contemos en Kelisto, dejar los aparatos en «stand by» puede suponer un gasto anual de unos 60 euros.

 

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído