ESPERE HASTA ENCONTRAR LA QUE LE GUSTE Y PUEDA PAGAR

Cosas que debe tener en cuenta antes de comprar una casa

La adquisición de una vivienda es una de las decisiones económicas más importantes que tomamos en nuestra vida. Es un paso que conviene preparar previamente y muy bien. He aquí algunas cosas fundamentales a tener en cuenta antes de darlo

Cosas que debe tener en cuenta antes de comprar una casa
Piso en venta. EP.

La adquisición de una vivienda es una de las decisiones económicas fundamentales, si no la más, que tomamos a lo largo de nuestra vida. Implica realizar un esfuerzo económico muy importante, endeudarnos durante años e, incluso, si tenemos mala suerte, hasta el riesgo de perderla por impago de la hipoteca. Además, lo normal para la mayoría de la gente es que la casa que compre sea en la que habite el resto de sus días. Se trata, por tanto, de un paso decisivo que, para darlo bien, necesita mucha preparación previa.

Lo primero que hay que tener en cuenta es cuánto dinero uno puede pagar por la casa. Este asunto se olvidó con mucha frecuencia durante los años de la burbuja inmobiliaria y la gente llegó a pagar por una vivienda hasta nueve veces y media los ingresos anuales de la unidad familiar, en hipotecas a treinta y cuarenta años. Esto suponía dedicar más de la mitad de los ingresos de una familia al pago del crédito hipotecario, lo que suponía un gran riesgo porque si alguno de los dos miembros perdía su empleo, su proyecto empresarial quebraba o bajaba de forma drástica el número de personas que requería de sus servicios profesionales, esa familia tendría muchos problemas para afrontar el pago de la letra del piso. Lo recomendable es que no se page por una vivienda más de tres o tres veces y media los ingresos anuales de una familia.

Después hay que tener presente que, además del precio, hay que afrontar todos los impuestos y gastos de escrituración relacionados con la compra de la vivienda, así como los impuestos vinculados con la propiedad inmobiliaria -como el Impuesto de Bienes Inmuebles o las tasas de basuras de muchos ayuntamientos-. Y también hay que incluir los gastos de comunidad y los seguros relacionados con la vivienda.

Una vez hechos estos cálculos, para ver cuánto le cuesta de verdad la casa a uno, conviene explorar el barrio donde se encuentra ubicado el inmueble y ver si en un entorno razonable hay tiendas para la compra diaria; bares, restaurantes y otros locales de ocio; centros comerciales; centros de salud; etc. También es conveniente averiguar primero con qué medios de transporte cuenta la zona, sobre todo si se trata de nuevas barriadas. No olvide que lo más probable es que viva muchos años en esa casa y todas esas cosas le facilitan la vida.

A la hora de iniciar el proceso puede acudir a cualquier agencia de la propiedad inmobiliaria, pero no se olvide de que también dispone de otra alternativa: los portales de internet especializados en todo lo relativo a la compra o el alquiler de viviendas. Estos portales le pueden facilitar las cosas porque puede establecer los criterios de búsqueda que le interesen, como zona, tipo de vivienda, superficie y número de habitaciones o precio. No obstante, debe tener en cuenta que en los portales solo encontrará la información de los inmuebles que se anuncien en ellos. Por ello, conviene complementar el uso de internet con una exploración in situ.

Lo normal en el proceso de compra de una vivienda es que uno tarde un cierto tiempo en encontrar la que de verdad le gusta y se adecúa a sus deseos y posibilidades, o simplemente una que le convenga. Lo habitual es haber visto varias casas antes de elegir una. En este sentido, conviene hacer un cuadro con los pros y los contras de cada piso que se visita y relacionarlos con la lista de cosas que usted desea, como que el piso sea exterior o no, si es en una urbanización con jardines y piscina, si dispone de aire acondicionado, trastero y/o plaza de garaje, la antigüedad del edificio, etc. Todo ello le ayudará en el proceso de selección.

De todas formas, tenga presente dos cosas. Encontrar la vivienda adecuada puede llevar su tiempo. Por ello, no se desanime y si piensa que no ha dado con lo que busca, no se preocupe y no tenga prisa. Puede, y debe, permitirse esperar hasta dar con lo que se sienta cómodo y pueda pagar.

economiadelavida@periodistadigital.com

Te puede interesar

Autor

Emilio González

Emilio González, profesor de economía española, europea y mundial en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales de la Universidad Autónoma de Madrid.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído