SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO

Los bancos nos subirán las hipotecas un 5% para compensar el pago del impuesto

El sector bancario aplicará un alza de los tipos de 10 puntos básicos

Los bancos nos subirán las hipotecas un 5% para compensar el pago del impuesto
Vivienda, casa, crédito, hipoteca. EP

Al final, como siempre, es el sufrido ciudadano quien paga el pato. Los bancos dan por seguro queel Tribunal Supremo fijará el 5 de noviembre de 2018 que es el banco y no el cliente quien debe abonar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Pero sólo a partir de ahora.

Según informa Fernando Tadeo en ‘El Economista’, las entidades descartan la posibilidad de que se aplique retroactividad en el cambio de criterio normativo.

Bajo esta coyuntura el sector prepara ya una subida de los precios en los nuevos préstamos para la adquisición de vivienda. Los cálculos realizados por distintos bancos es elevar al menos de media los tipos de interés en un 5%, lo que supondría encarecer el diferencial sobre el Euríbor en torno a 10 puntos básicos.

Es más, alguna entidad dio órdenes el pasado viernes a la red comercial de establecer este aumento del coste para los clientes tras la sentencia del Supremo, aunque a última hora de la mañana de ese mismo día retiró el incremento y volvió a los precios anteriores.

El encarecimiento tiene por objeto contrarrestar el coste del impuesto de la hipotecas, pero supone un aumento mayor de lo que representa el tributo

La subida tiene por objeto contrarrestar el coste del impuesto, pero en este caso los planes que tiene el sector suponen un encarecimiento mayor de lo que representa el tributo, que alcanza hasta el 1,5% del importe reclamado.

En este caso, para los usuarios sería más asumible abonar el gravamen que el aumento del precio en la financiación.

En los últimos meses, a pesar de las ofertas gancho, el tipo de interés de las hipotecas ha ido creciendo, hasta el 2,02% de agosto, una de las tasas más elevadas de Europa, sin contar las distintas comisiones y gastos que conllevan la contratación de otros productos para rebajar el precio, como fondos de inversión, planes de pensiones o seguros.

En un escenario más adverso, con aplicación de retroactividad en un cambio legislativo, la banca establecería subidas de los tipos en los nuevos préstamos muy por encima, con el objetivo de intentar recuperar el agujero que dejaría una oleada de demandas en sus balances. Se estima en más de 26.000 millones el coste de las devoluciones del impuesto a los clientes sólo en los últimos quince años.

En este caso, los clientes deberán reclamar el dinero abonado a las Agencias Tributarias autonómicas, que son las que cobraron el gravamen en las hipotecas firmadas desde octubre de 2014. Desde entonces, no hay prescripción de acuerdo con la normativa impositiva. Las haciendas regionales, bajo este supuesto, pedirían los importes a los bancos.

Para los créditos formalizados con anterioridad a octubre de 2014, los despachos de abogados recomiendan a los usuarios canalizar las demandas contra las entidades, porque es la única manera de poder recuperar el dinero en caso de que el Supremo no establezca límites temporales para un posible cambio en la doctrina.

De momento, los bancos están sugiriendo a los clientes que esperen a una aclaración de la jurisprudencia, pero en los contratos que se están sellando en los últimos días están incluyendo cláusulas que permiten margen de maniobra para que sean las propias entidades o el consumidor finalmente quiénes liquiden el impuesto. Además, la ley permite 30 días para ejecutar el pago del gravamen desde la firma de la hipoteca.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído