LAS COSAS DE LOS ZARRAPASTROSOS DE PODEMOS

Pablo Iglesias monta un búnker en su millonario chalet con una puerta ‘indestructible’ de 6.000 euros

Solo una gran carga de dinamita podría derribar el acceso a la casa de Galapagar del líder de Podemos, que ya cuenta con vigilancia policial las 24 horas puesta por el ministro Grande Marlaska

Pablo Iglesias monta un búnker en su millonario chalet con una puerta 'indestructible' de 6.000 euros
Pablo Iglesias, Irene Montero, Podemos y el chalet. TR

Son las consecuencias que trae consigo prosperar en la vida y saltar de un pisito VPO en Vallecas, conseguido vete tu a saber cómo, a un casoplón millonario en la sierra madrileña (El mensaje de los policías al señorito Iglesias por llamarles «matones al servicio de los ricos»).

En el caso de Pablo Iglesias e Irene Montero, el paso de las ‘barricadas’ a las ‘mariscadas’ ha sido vertiginoso (El precio que pagan los vecinos de seis municipios por la vigilancia del casoplón de Iglesias ).

El líder de Podemos, que tiene un ego monumental, está verdaderamente obsesionado con las apariencias y entre estas juega un papel esencial lo que él y los suyos denominan ‘seguridad’ (El miserable 0,5 de plus que cobran los guardias civiles que vigilan el casoplón de Pablo Iglesias e Irene Montero).

No contento con exigir protección policial las 24 horas de día y recibirla del Gobierno Sánchez, algo que no se ha hecho durante años con las víctimas de ETA, el dirigente morado ha hecho reformas en su chalet de Galapagar hasta convertirlo literalmente en un búnker (Policías de paisano y ‘securatas’ privados vigilan el chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero).

El periodista Javier Negre ha revelado en el programa ‘Herrera en Cope’ que, además de la colocación de 12 cámaras de videovigilancia en el caserón, Iglesias ha mandado poner una puerta prácticamente indestructible y, en consecuencia, carísima (Esperpéntica sesión de postureo de Errejón en Esquire: «Tener un chalet de 600.000 euros no es incompatible con luchar por el bienestar»).

Solo una gran carga de dinamita podría derribar y destrur el acceso a la casa que comparte Iglesias con su pareja, la parlamentaria Irene Montero, y sus mellizos recién nacidos. Y una puerta de estas características tiene un coste que no baja de los 6.000 euros.

A esta puerta que no hay quien derribe, y las cámaras de seguridad, hay que sumar la seguridad por parte de los Cuerpos de Seguridad del Estado las 24 horas al días.

De hecho, Iglesias disfruta de escolta permanente de la Policía Nacional desde que sale de casa hasta que vuelve y una unidad de la Guardia Civil vigila permanentemente la casa.

No tan lejos quedan los desprecios e insultos que Iglesias le dedicó a los policías. Ahora, sin embargo, le ayudan a convertir su hogar en un búnker infranqueable y costosísimo.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído