En Pozuelo de Alarcón

Desahuciada de su casa a una anciana de 99 años tras ser engañada por su nieto

Desahuciada de su casa a una anciana de 99 años tras ser engañada por su nieto
Mery, la mujer de 99 años desahuciada en Pozuelo. EP

Una vergüenza y una atrocidad, que no es de recibo en una sociedad civilizada como la nuestra.

Una mujer de 99 años ha sido desahuciada de su casa de Pozuelo de Alarcón (Madrid) la mañana de este 3 de diciembre de 2018 después de que su nieto vendiera el inmueble «sin su consentimiento», según ha sostenido la afectada.

La anciana se ha visto obligada a abandonar el hogar y entregar las llaves después de que se personara la comisión judicial. «Me dejó sin dinero ni para comprar el pan», ha afirmado.

Tras la notificación, la anciana se ha sentado en un banco de la calle y ha manifestado «su intención de no moverse del lugar», según han explicado testigos presenciales.

«Quiero justicia», ha añadido y ha insistido en que tanto su nieto como el notario que contrató éste «la engañaron».

El pasado 11 de julio de 2017, se celebró el juicio contra el nieto de la afectada por un delito continuado de estafa y otro de apropiación indebida.

La anciana, María Díaz Urosa, denunció que la estafa -llevada a cabo por el familiar- ascendía a dos millones de euros (entre dinero y propiedades).

La denunciante aseguró que su nieto vendió el dúplex donde ella vivía en Pozuelo por unos 420.000 euros. «No entiendo cómo los del banco le dieron todo», llegó a afirmar entre lágrimas a la entrada de la sede judicial.

El acusado trasladó en 2010 su residencia desde Estados Unidos a España al tener conocimiento de que había fallecido el segundo esposo de su abuela, que por aquel entonces tenía 92 años.

Sirviéndose de una «fingida» relación de cariño, convenció a su abuela para que le nombrara heredero universal en su testamento y a su abogado como albacea.

De forma simultánea, la mujer, «confiando en que el acusado realizara una buena gestión de su patrimonio», le nombró apoderado en todas sus cuentas bancarias, circunstancia que fue aprovechada por el nieto para hacer transferencias a su favor a una cuenta de la que solo él era titular.

Finalmente, el acusado quedó absuelto de los delitos que se le imputaban.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído