Fue la casa que el artista compró en su época de máximo esplendor económico y donde hizo vida hasta el final de sus días

Así es el chalet de Manolo Escobar que su hija lleva 2 años intentando pulirse sin éxito

En la actualidad, se encuentra vacía y su hija Vanessa desea darle salida con una venta que se complica. Estas son todas sus estancias

Así es el chalet de Manolo Escobar que su hija lleva 2 años intentando pulirse sin éxito
Manolo Escobar RS

Manolo Escobar fue uno de los mejores, o mejor dicho, el mejor en su género. Así era su casa, ahora en venta. (Unas 8.000 personas despiden a Manolo Escobar en la capilla ardiente)

La fachada del chalet

Desde las inmediaciones se aprecia que se trata de una casa de dimensiones considerables. La propiedad, ubicada en Rincón de Loix (Benidorm), cuenta con 1.000 m2 de parcela y 363 m2 construidos, distribuidos en dos plantas, cinco habitaciones y cinco baños. Además, la vivienda cuenta con varias terrazas, jardínes y piscina, según El Español.

La piscina y zona de recreo: su gran atractivo

La casa, por la que la hija de Manolo Escobar pide 980.000 euros, dispone de una amplia zona de piscina y hamacas para los calurosos días de verano, punteada por diversas macetas y abetos. Desde fuera, se puede ver que una de las zonas de la casa cuenta con amplios ventanales enfocados hacia la piscina. (Manolo Escobar ya tiene su reluciente y merecida estatua en Badalona).

Un salón con mucha historia y cargado de estilos

Desde este enfoque, se atisba un salón acogedor acompañado de dos sendos sofás en piel y una chimenea rodeada de cuadros y de figuras. En realidad, toda la casa se encuentra envuelta en cuadros. Cabe recordar que Manolo era un hombre que valoraba mucho el arte y la cultura.

Un rincón con encanto

Una de las características que reina en la casa es que la decoración puede sorprender en cualquier momento con rincones especiales. Esta es una especie de salita adyacente al dormitorio principal. Se pueden ver cómodas y un sofá en el que sentirse antes o después de arreglarse. Como es habitual en el resto de estancias, el estilo es bastante barroco con muebles de madera robusta.

Un pasillo vanguardista

Este es uno de los pasillos de la casa del cantante. Como se puede apreciar, el protagonismo se lo lleva un magno cuadro abstracto y figurativo que deja una vez más patente el bagaje cultural de su antiguo dueño.

Un comedor de madera maciza

En la imagen se puede ver una mesa de madera de caoba en la que comer, pertrechada de mullidas sillas. Además, potenciando lo acogedor, hay dos muebles, cuadros y un televisor. No cabe duda de que a Escobar y su mujer les gustaban las estancias con historia y cargadas de objetos.

La gran cocina de la casa

La madera es uno de los elementos que más se repite por toda la casa. En la cocina, también. Se trata de una estancia de madera y encimera de mármol de un estilo tradicional. Como es un clásico en las casas antiguas, la cocina cuenta con una mesa en la que comer y una despensa.

Otro de los dormitorios de la casa

Con un armario empotrado repleto de espejos y dos cuadros presidiendo la estancia, el dormitorio cuenta con una cama de matrimonio con cabecera acolchada.

Uno de los cuartos de baño

La estancia cuenta con una ducha ovalada, un váter y un lavabo. Si bien el baño cuenta con dimensiones pequeñas, está todo bien distribuido. Uno de los puntos fuertes es la gran luz que entra por la ventana.

La gran y cómoda ducha

Con unos azulejos en azul eléctrico salpicados de rayas blancas, la ducha es muy práctica para evitar posibles resbalones y el baño cuenta con un agarrador para las personas mayores.

Un rincón para la lectura y la contemplación

Este es uno de los rincones con más encanto de la casa de Manolo Escobar. La estancia, en forma circular, cuenta con vistas a la piscina y a la zona de hamacas. Además, cuando el sol cae con fuerza se pueden bajar los visillos y disfrutar de la sombras en los sillones.

 

Piscina con cocina y juegos infantiles

Al lado de la piscina hay una cocina improvisada para hacer de comer e incluso atreverse a barbacoas con un techado para resguardarla de posibles lluvias. Además, para los más pequeños también hay zonas de diversión, como esta casita. En definitiva, se trata de una casa bien amueblada que, parece, cuesta vender.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído