Un total de 3.220 familias denunciaron haber sido víctimas en sus casas

El asalto a viviendas, un temor cada vez más extendido en grandes ciudades como Barcelona

El mes de diciembre de 2017 fue el peor en el registro de denuncias de robo en Cataluña

El asalto a viviendas, un temor cada vez más extendido en grandes ciudades como Barcelona
El asalto a viviendas, un temor cada vez más extendido en grandes ciudades

El mes de diciembre de 2017 fue el peor en el registro de denuncias de robo en Cataluña. Un total de 3.220 familias denunciaron haber sido víctimas en sus casas. Ya en 2018, las denuncias continuaron subiendo en comparación con el año anterior, hasta que en octubre del pasado año, los Mossos d’Esquadra consiguieron revertir esta situación.

El último trimestre del 2018 ha servido a los Mossos para contener este incremento de robos, sin embargo, más de 2.000 familias siguen denunciando cada mes robos en sus viviendas, unas veces con fuerza pero la mayoría de ellas sin ser necesario esta práctica.

El robo en el domicilio, incluso cuando no media violencia, provoca una alta sensación de indefensión en las víctimas. En las grandes ciudades como Madrid o Barcelona se conocen cada día nuevos casos de robo que tienen lugar a cualquier hora, con o sin gente en el interior de la vivienda.

La técnica de bumping, la más habitual

Entre los asaltos a vivienda, el principal objetivo de los delincuentes son las viviendas de familias con un estatus social medio-alto. El modo más común de acceder a la vivienda es el llamado método bumping, con el propósito de saquear lo máximo posible, a pesar de que los objetos sustraídos tengan un valor no suficientemente alto.

En la web https://cerrajerosbarcelona24h.com podemos conocer más a fondo en qué consiste la técnica del bumping y por qué está creciendo este fenómeno de los robos en Barcelona, algo que también afecta a otras ciudades importantes de España.

El método denominado como bumping se utiliza en España para robar en viviendas desde hace años, y la clave radica en que con él es posible abrir cerraduras sin necesidad de forzarlas. De este modo, existen bandas organizadas que ojean las viviendas con cerraduras poco seguras y, una vez conocen el bombín y la cerradura, asaltan la vivienda mediante este método.

El bumping consiste en abrir con una «llave universal» cualquier cerradura. Esta llave universal encaja dentro del bombín, y con un pequeño golpe de martillo, se hace girar el bombín eliminando por completo la seguridad de la cerradura.

Esta técnica de acceso ilícito a las viviendas es sumamente peligrosa por varios motivos: rapidez de acceso, no necesidad de forzar la puerta y facilidad de adquirir el material necesario para realizar los asaltos.

En pocos segundos, los expertos en bumping pueden acceder al interior de una vivienda en menos de un minuto, un asaltante está en condiciones de robar lo que desee. Esta técnica no genera ruido, de modo que los vecinos en muchas ocasiones no son alertados de los intentos de robo.

Asimismo, la rapidez del método hace que el ladrón se vea como si estuviese utilizando una llave real para entrar en la propiedad, por lo que puede simular que vive allí o que tiene permiso para entrar.

Finalmente, conseguir las herramientas necesarias para realizar el bumping es relativamente sencillo, pues en internet encontramos kits de compra con precios que rondan los 300 euros. Si a esto sumamos que en Youtube hay vídeos a modo de tutorial para conocer cómo se realiza esta técnica.

Problemas con los seguros

Un aspecto añadido que incrementa la dificultad de actuación frente a robos de este tipo es que muchas compañías aseguradoras muestran su recelo ante estas situaciones. Algunos seguros deciden no pagar a los inquilinos por los bienes robados, al menos en primera instancia, pues no existen pruebas claras de que la cerradura haya sido forzada por un tercero.

El método del bumping, creado en Dinamarca y popularizado en toda Europa, es especialmente dañino en España, pues calculan las empresas de cerrajería y seguridad que aproximadamente el 80% de las viviendas españolas son obsoletas o totalmente vulnerables a este método.

Esto significa que cualquier persona o familia puede estar en peligro de sufrir robos inesperados. Desde Cerrajeros Barcelona recomiendan ponerse en contacto con ellos para instalar cerraduras de seguridad anti-bumping, una medida interesante para reducir los robos que se producen gracias a esta técnica.

Esta empresa está conformada por profesionales cerrajeros que se encuentran en avinguda portal del ángel de Barcelona. Son especialistas en llave bump y ofrecen todo tipo de consejos en los que se deja clara la importancia de protegerse ante el bumping.

Con respecto al número total de denuncias que se presentan, la reducción durante el último trimestre de 2018 no debe llevar a engaño, pues miles de familias en Barcelona y Cataluña, y por extensión en toda España, siguen mostrando temor a este tipo de actos. A pesar de la presencia de bandas de delincuentes muy activas, buena parte de los detenidos por robar en domicilios lo son por primera vez, lo que muestra el interés creciente por este tipo de actos, que como hemos visto, se pueden evitar o reducir de manera importante su número llevando a cabo medidas antibumping.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído