El autoconsumo energético en el hogar

El autoconsumo energético en el hogar
Panel solar en una vivienda Pixabay

El pasado octubre el Gobierno español decidió derogar el llamado «impuesto al sol» que dificultaba enormemente el desarrollo de la energía solar fotovoltaica y del autoconsumo eléctrico. Como consecuencia de esta derogación, a día de hoy es posible disponer de energía renovable en cualquier hogar sin peajes ni cargos. Por este motivo, autoabastecerse de energía es realmente fácil con la adquisición de un kit solar de autoconsumo compuesto por una serie de equipos especialmente pensados para cada vivienda y las necesidades concretas del propietario en cuestión.

Normalmente, un kit fotovoltaico consta de unos componentes específicos y esenciales para poder llevar a cabo todo tipo de autoconsumo. En su mayoría, destacan los imprescindibles paneles solares encargados de generar electricidad, las estructuras para fijar los paneles en la superficie deseada así como el inversor que tiene como función principal transformar la electricidad generada por los paneles para que esta pueda ser consumida. Asimismo, será necesario contar con un cableado especialmente diseñado para este tipo de sistema de consumo de energía eléctrica.

Cómo hacer autoconsumo solar en el hogar

La colocación de paneles solares para el consumo propio no es más ni menos que la oportunidad de utilizar la energía que uno mismo genera. Además, no se limita únicamente a viviendas, sino que cualquier empresa, edificio público o institución puede acceder aeste tipo de energía. El actual Gobierno no solo ha eliminado la ley del impuesto al sol, sino que a principios del mes de abril el Consejo de Ministros ha aprobado el Real Decreto 244/2019 que regula las condiciones técnicas del autoconsumo de energía solar.

Gracias a este nuevo decreto, tanto los particulares como las empresas tienen a su disposición dos opciones para la colocación de un kit de placas solares en el edificio o vivienda en cuestión: el autoconsumo aislado y el autoconsumo conectado a la red. Con la primera opción, el propietario se encuentra totalmente desconectado de la red eléctrica y no tiene contrato con ninguna compañía. De este modo, la persona afirma ser autosuficiente y no necesita depender de otra fuente de energía. En estos casos es importante contar con una buena capacidad de almacenaje con baterías para cubrir todas las necesidades de consumo.

Por otra parte, la segunda opción consiste en disponer de los componentes solares principales para el autoconsumo al mismo tiempo que se mantiene la vivienda conectada a la red eléctrica habitual. Este tipo de autoconsumo eléctrico suele ser la opción más frecuente por parte de la mayor parte de usuarios de esta energía renovable ya que permite cubrir picos de demanda junto a la energía elétrica de la red.

Sin importar la alternativa elegida, es recomendable la incorporación de baterías solares para facilitar la utilización de la electricidad generada por el kit de placas solares. Estas están diseñadas para almacenar la energía que no se consume durante las horas de sol para, posteriormente, echar mano de ella cuando sea realmente necesaria. Por eso mismo, son perfectas como un generador eléctrico secundario cuando haya algún problema en la red, asegurando el funcionamiento de esta cuando no se esté produciendo energía de ningún tipo.

En el mercado de la energía solar existen una amplia variedad de baterías solares atendiendo al voltaje, a la tecnología y al material empleado. Para elegir la batería más adecuada, será conveniente tener en cuenta las características y las necesidades de la instalación o sistema eléctrico en el que vaya a ser utilizada. Para regular la carga de las baterías y evitar cualquier posible daño se debe adquirir un regulador especialmente para este trabajo. Sin embargo, cualquier kit solar para autoconsumo incluye ambos elementos, siendo relativamente fácil apostar por la energía renovable.

Beneficios del autoconsumo fotovoltaico

Consumir nuestra propia energía generada ha supuesto no depender, en la mayoría de casos, de energías más invasivas en todos los sentidos. Y es que los kits solares para autoconsumo, cuyos elementos principales son los paneles solares, han contribuido en mayor medida a fomentar una enorme inversión en estos aspectos que trae consigo importantes beneficios. El que más atrae a los usuarios es el ahorro económico en los gastos y costes económicos del uso de la energía. Dado el aumento considerable en el recibo de la luz, este ahorro considerable resulta especialmente beneficioso para los propietarios de placas solares para autoconsumo.

Otro de los beneficios más significativos del uso de las energías renovables es el nulo impacto que tienen estas en el medio ambiente. Por eso mismo, la utilización de las energías renovables es perfecta para intentar frenar el grave cambio climático y reducir las emisiones de efecto invernadero. Asimismo, al implantar paneles solares para el autoconsumo en el hogar se contribuye a disminuir notablemente la importación de combustibles fósiles y energías contaminantes al mismo tiempo que genera un mayor número de empleo en el país.

Desde atersa.shop, empresa especializada en la fabricación y distribución de paneles solares y en la que podemos adquirir los kits necesarios para realizar nuestra propia instalación, nos aconsejan informarnos antes de adquirir cualquiera de estos equipos de autoconsumo poniendo a disposición del cliente asesoramiento gratuito desde su propia web.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído