"Me pagaba por las noches, en billetes y sin factura"

El constructor de la obra ilegal de Pepu dice que el del PSOE le pagaba en negro y le debe pasta

El constructor de la obra ilegal de Pepu dice que el del PSOE le pagaba en negro y le debe pasta
Pepu Hernández, candidato del PSOE a la Alcaldía de Madrid. EP

Le están dando los de OKdiario muy mala vida al socialista Pepu Hernández en este final de campaña electoral (La descacharrante defensa de Celaá del candidato de Sánchez para Madrid: «¿Es Pepu, no?»).

Este 24 de mayo de 2019, a menos de 48 horas de que se abran las urnas para los decisivos comicios autonómicos y municipales, Alejandro Entrambasaguas y Fernán González publican que el ahora candidato Pepu Hernández pagaba «en dinero y sin factura» al constructor que le hizo las obras ilegales de su espectacular chalet (Iñaki López se pone la camiseta de Pepu Hernández pero se encuentra un candidato bluf de mucho cuidado).

«No recuerdo que hiciera facturas. No hacía. Recibos de cuando nos daba dinero sí [para pagar material]. Facturas no nos daba porque me parece que trabajamos con certificaciones. Yo solía ir por la noche. Siempre iba por la tarde noche a cobrar. Entonces ahí no me iba a dar… A mí me pagaba en dinero».

El constructor confirma que todas las obras de reforma y ampliación de los dos chalets se hicieron sin licencia de ningún tipo.

«Estuvimos cerca de dos años trabajando, fue algo considerable, era todo de hormigón, toda la casa es de hormigón. La casa existía a la mitad y lo que se hizo de ampliación: una cocina, habitación de las niñas y luego en la parte de arriba un voladizo que se hizo para un despacho. Si te pones en la acera de enfrente se ve el ventanal que hizo porque le gustaba ver los aviones».

Tras casi dos años de reformas, la extensión acabó duplicada hasta los 501 metros cuadrados. Pepu Hernández se gastó «entre 35 y 40 millones de pesetas (al cambio 270.000 euros)» en el chalet principal y rediseñó el chalet de una sola planta que hay en el otro lado de la parcela.

Afirma que él y su equipo tuvieron que abandonar la construcción porque no le pagaban. En concreto, el jefe de obras dice que el candidato le debe cinco millones de pesetas.

«Nos fuimos muy mal de allí. Aquello era una de dos: o continúo trabajando porque si no, no me pagan, o no continúo trabajando porque no me van a pagar y lo que no quiero es engordar más. Era una situación de, yo continúo lo que tengo contratado pero esa otra parte no te la hago hasta que no me pagues. Entonces se buscó a otra gente».

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leido