VIVIENDA

Les alquila un piso turístico por una semana y le cuesta 9 meses echarlos

Les alquila un piso turístico por una semana y le cuesta 9 meses echarlos
Alquila un piso turístico por una semana y le cuesta 9 meses echarlos RS

Resulta hasta cómico la poca protección que tienen los propietarios. Las autoridades de Vigo (Galicia) alertan de una estafa relacionada con el alquiler turístico. En este caso, los damnificados no son los clientes sino los dueños de la propiedad, que ven cómo sus casas son ocupadas por unos inquilinos sin que puedan hacer nada durante meses, según recoge el autor original de este artículo 20minutos y comparte Francisco Lorenson para Periodista Digital.

Por el momento, en los tribunales hay constancia de un caso, aunque se sospecha que podría haber más. Tras nueve meses de ‘tira y afloja’, el propietario de una vivienda en Vigo ha conseguido desahuciar a la familia que se encontraba viviendo en su casa de manera ilegal.

Durante todo este tiempo, ha tenido que pagar el agua y la luz de la vivienda y, a cambio, no ha recibido ni un solo euros en concepto de alquiler.

¿Cómo se lleva a cabo esta estafa?
Según publica La Voz de Galicia, una persona alquila a través de la aplicación de Airbnb un apartamento por un periodo corto de tiempo, en el caso de la estafa conocida con duración de una semana.

Esta persona hace una copia de las llaves y comienza a preparar documentación falsa para ceder el arrendamiento a una tercer persona. En este caso particular, a la inmobiliaria de un empresario muy conocido en Vigo, Telmo Domínguez.

Domínguez, condenado por tráfico de drogas y propietario de un histórico club de alterne en el centro de la ciudad, alquiló a su vez el apartamento a una familia que acababa de ser desahuciada de otra casa por 350 euros al mes.

El propietario de la vivienda, nada más enterarse de lo sucedido, acudió a hablar con los inquilinos, que no quisieron marcharse. Esta situación motivó que el dueño acudiese a las autoridades.

«Tal sucesión contractual es evidente que se orienta a la introducción de sucesivas personas interpuestas para difuminar las responsabilidades derivadas de la ocupación de la vivienda sin autorización del propietario», según expresa la magistrada en la sentencia de desahucio.

Ahora la duda reside en saber el alcance de las responsabilidades de la estafa: ¿es solo de la mujer que inició la estafa o también lo es del empresario que alquiló la vivienda y de la familia que se negó a marchar?

Autor

Francisco Lorenson

Polifacético e innovador reportero, lleva años trabajando en el sector y aprendiendo de algunas de las personas más inteligentes del negocio.

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído