En el pueblo vallisoletano de en Renedo de Esgueva

Los vecinos tapian a cal y canto todas las entradas y salidas de una casa okupa

La 'justicia popular' llega poco días después de que un vecino fuera agredido por un okupa

Los vecinos tapian a cal y canto todas las entradas y salidas de una casa okupa
La vivienda okupada en Renedo de Esgueva (Valladolid), tapiada por los vecinos.. PD

Todos a una, como en Fuenteovejuna. Así se ejerce la justicia popular en la vieja Castilla.

Los vecinos de Renedo de Esgueva (Valladolid) han actuado este 19 de septiembre de 2020 contra la ocupación ilegal tapiando con cemento y ladrillos la puerta y las ventanas de una vivienda en la que residía una familia de 10 personas okupas desde hace un año, según recoge el diario ABC.

Este movimiento vecinal, que ha podido llevarse a cabo gracias los materiales que han llegado en un vehículo con los sellos municipales, ha comenzado después de que la Guardia Civil confirmase que el domicilio se encontraba vacío y con el visto bueno de ServiHabitat, inmobiliaria de La Caixa, propietaria del inmueble, según ha confirmado Raquel González, alcaldesa del municipio vallisoletano.

Ha sido en forma de manifestación, aprobada por el Gobierno regional, como ha empezado este acto reivindicativo. Los vecinos se han desplazado desde la plada del Guindo hasta las proximidades de la casa okupada, algunos de ellos portaban cacerolas y otros objetos para protestar por la ocupación ilegal.

Una vez han llegado a las puertas del inmueble, ha sido la alcaldesa quien ha comunicado que se iba a proceder al tapiado de la puerta y las ventanas del domicilio, mientras los habitantes respondían con aplausos a la llegada del material. Varios vecinos han ayudado colocando ladrillos. También han aprovechado para cortar los cables de electricidad que colgaban fuera de la casa.

La iniciativa ha llegado después de que un vecino del pueblo sufriera una agresión por parte de uno de los okupas, que durante el mes de agosto también amenazó a los profesionales sanitarios del centro de salud, donde causó alguno desperfectos. Los padres de la víctima han presenciado y aplaudido desde las ventanas de su casa la acción llevada a cabo.

El domicilio, que en su interior tenía graves daños y pintadas en las paredes, está ubicado en el número ocho del camino de Olmos, en la intersección con la calle Teniente Velasco y la carretera de Villabáñez, que conecta la capital de Valladolid con uno de los ramales del Valle del Esgueva. Al tratarse de una de las zonas más concurridas de Renedo, ha tenido que cortarse el tráfico durante más de una hora.

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído