El boom del ladrillo en el partido de Pablo Iglesias

El efecto chalet: un tercio de los diputados de Podemos ha comprado casa tras llegar al Congreso

De las barricadas a las mariscadas en coche oficial

El efecto chalet: un tercio de los diputados de Podemos ha comprado casa tras llegar al Congreso

La cúpula del partido de Pablo Iglesias no sólo ha saltado de las barricadas a las mariscadas y del transporte público al coche oficial, sino que han hecho capital en los últimos seis años y en especial en estos tormentosos tiempos de coronavirus.

Entraron como auténticos regeneradores de la vida política.

Pero en verdad lo único que han regenerado, y además con todo lujo de detalles y de comodidades, es su hogar.

Atrás, muy atrás, han quedado aquellos años en los que se conformaban algunos de estos hoy podemitas caviar con asentar sus posaderas en el frío asfalto de la Puerta del Sol o, como mucho, refugiarse en una tienda ‘Quechua’ del Decathlon entre proclama y proclama del 15-M.

Ahora los que reclamaban viviendas dignas son los primeros en adquirir pisazos y casoplones, empezando, obviamente, por Pablo Iglesias e Irene Montero, con una mansión de lujo en Galapagar, algo que ha provocado que se les tilde por un apelativo, «Marqueses de Galapagar«, que pretenden que sea delito.

El reportaje, una investigación inmobiliaria en toda regla, lo ha hecho el periodista Pelayo Barro y aparece este 3 de enero de 2021 en OKdiario: va de la burbuja inmobiliaria de Podemos.

El análisis de las declaraciones de bienes que presentan cada legislatura los diputados morados refleja que un tercio de los diputados bajo las ordenes de Iglesias han adquirido una vivienda desde que tomaron posesión de su condición de parlamentarios.

No sólo han sido Pablo Iglesias e Irene Montero quienes han saltado del pisto de VPP en el barrio madrileño de Vallecas a un lujoso chalet serrano, con piscina, casa de invitados y una veintena de policías de escolta.

Las cifras cantan: De los 35 diputados que tiene en el Congreso, nueve se compraron una casa meses después de obtener el escaño.

Sólo hay 12 diputados de la formación que no han declarado patrimonio inmobiliario alguno.

Estos son algunos de esos nuevos propietarios morados:

  • Ione Belarra
    La actual secretaria de Estado de Agenda 2030, dependiente orgánicamente de la Vicepresidencia de Iglesias, adquirió una vivienda con hipoteca al 50% –compartida con su pareja, que ahora trabaja como asesor en el Congreso–. Lo hizo el pasado 1 de octubre de 2019. Belarra llegó al Congreso tras las elecciones de diciembre de 2015.
  • Isabel Franco
    Franco llegó al Congreso en la XI Legislatura (2016) como diputada de Podemos por Huelva. No ha abandonado su puesto como parlamentaria desde entonces. En su caso, su declaración de bienes refleja la propiedad de dos viviendas en Sevilla. Una adquirida por herencia en 2015. Otra comprada el 11 de junio de 2019.
  • Antonio Gómez-Reino
    Es otro de los veteranos de Podemos en el Congreso, al que llegó en 2016. Es diputado por la provincia de La Coruña. Precisamente en esa misma ciudad adquirió una vivienda en diciembre de 2017, dos años después de estrenarse como parlamentario de Podemos.
  • Alberto Rodríguez
    El diputado canario llegó al Congreso en la XI Legislatura (2016). Ahora ejerce también un cargo relevante en el organigrama de Podemos, en el que figura como secretario de Organización, puesto en el que sustituyó a Pablo Echenique. El 29 de julio de 2019, como figura en su declaración de bienes al Congreso, adquirió una vivienda en Santa Cruz de Tenerife.
  • Alberto Garzón
    El diputado de IU es de los más veteranos de la bancada de Podemos. Llegó al Congreso de la mano de los comunistas en 2011, en las listas de Málaga.  Garzón declara la propiedad de 3 viviendas y una plaza de garaje. Dos de esas viviendas y el garaje están en Málaga y proceden de una herencia familiar. La tercera es una vivienda en Rivas Vaciamadrid (Madrid) que el diputado adquirió con su mujer en 2018. El valor catastral declarado es de 87.500 euros.
  • Aina Vidal
    Vidal es otra de las veteranas de la bancada de Podemos. Llegó al Congreso en 2016 por la provincia de Barcelona, ciudad en la que adquirió un piso el 20 de octubre de 2017. Para ello contrató una hipoteca al 50 por ciento por valor de 159.000 euros con el BBVA.
  • María del Carmen Pita
    Diputada por Las Palmas, tomó posesión de su escaño en enero sustituyendo a Victoria Rosell, actual delegada del Gobierno contra la Violencia de Género. Se había quedado fuera en las últimas elecciones, al perder Podemos uno de los tres diputados que tenía por la isla. Sin embargo, Pita había sido diputada ininterrumpidamente desde 2016. En 2017 adquirió un piso y una plaza de garaje, del que declara ser propietaria al 100%. No declara ningún tipo de préstamo o hipoteca.

Te puede interesar

CONTRIBUYE CON PERIODISTA DIGITAL

QUEREMOS SEGUIR SIENDO UN MEDIO DE COMUNICACIÓN LIBRE

Buscamos personas comprometidas que nos apoyen

COLABORA

Recibe nuestras noticias en tu correo

Lo más leído