Habla la Tierra, el primero de los 4 elementos, y comunica en forma de vino

Habla la Tierra, con sus matices de hoja de tomate, anís, higo y granada, es considerado por la bodega como la entrada al mundo Habla, ya que se trata de un vino joven y al alcance inlcuso de un bolsillo más ajustado pero que desea un placer especial para cada día.

Bodegas Habla
, la firma de vinos modernos de lujo que desde su inicio conquistó el corazón del público con sus Habla, no ha dejado de cautivar paladares con sus distintas propuestas… La última se llama Habla la Tierra y es una evolución de Habla de la Tierra -galardonado con el sello Best Buy y calificado con 90 puntos por la revista americana Wine&Spirits-. Un vino que nació para su consumo por copas y que con esta evolución mejora, aún más si cabe, la calidad de su predecesor, inaugurando la gama de entrada al mundo HablaHabla la Tierra es, además, el primero de la colección ‘Cuatro elementos’; con un carácter joven, pero con la personalidad de sus hermanos mayores, conservando todo el saber y la magia de la firma. Una tentación, nos dicen, imposible de rechazarya que además goza de un precio sorprendente que enamorará a los más curiosos. Podrá convertirse sin duda en referencia de quienes desean disfrutar de un placer especial a diario.

A la vista presenta un color granate y cereza intenso con un ribete violáceo, brillante, limpio y con densa lágrima. Goza de una nariz atrevida y diferente: los toques a hoja de tomate, anís y flor de manzanilla evocan a la tierra donde maduran sus uvas. El aroma a higo recuerda al látex que brota de la hoja de higuera. En boca es fresco y chispeante, recuerda a la sensación de comer una granada, con un regusto a fruta fresca que hace desear volver a probarlo. Su PVP es de 6,20 €, y al igual que el resto de la gran familia Habla, puede adquirirse a través de su tienda online http://www.bodegashabla.com/tienda

La finca donde se asienta Bodegas Habla se corresponde con un viñedo milenario que los pobladores griegos de la península plantaron hace 25 siglos y del que se ha querido recuperar su esencia. En la antigua Grecia los cuatro elementos (tierra, agua, fuego y aire) daban explicación a la formación y composición del universo. Como recuerdo de ese pasado milenario y en consonancia con el carácter de vinos de terroir propio de la bodega, se ha desarrollado esta colección, cuya primera referencia hace mención explícita al vino como relato vivo de la tierra donde fueron plantadas las uvas de las que procede.

Bodegas Habla, en su afán de innovación y de preservar la máxima calidad de sus vinos, incorpora en sus etiquetas un avanzado sistema de seguridad desarrollado por la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, que se basa en un código impreso con tintas invisibles que ya se ha empleado en papel moneda y pasaportes. El objetivo de su implantación en la bodega es garantizar la trazabilidad del producto y certificar la autenticidad de su procedencia.

Como el placer del vino no solo se reduce a su cata, otra forma de descubrirlo es visitando la bodega. Rodeada de sus viñedos, con ocho variedades de uva (6 tintas y 2 blancas), se halla un edificio de gran valor arquitectónico, premiado por su diseño. Su singularidad reside en el contraste entre el concepto moderno de la bodega y la historia de la localidad extremeña de Trujillo. Para descubrirlo: 927 65 91 80 o habla@bodegashabla.com.

Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído