Tío Pepe Fino en Rama 2019: un fino en estado puro

Llega ya de nuevo Tío Pepe en Rama, un fino en estado puro, que refleja el carácter único de Jerez y muestra un Tío Pepe de la forma más natural y delicada. En resumen, podemos hablar de una maravilla enológica que simboliza la máxima expresión de la crianza biológica.

Y de esta forma González Byass presenta Tío Pepe Fino en Rama 2019, una joya de elaboración muy limitada que llega, como cada año, en la primavera. En esta estación la vida, la luz y la alegría toman el núcleo fundacional de la Bodega de La Constancia. Es el momento en el que Antonio Flores, enólogo de la casa de Tío Pepe, selecciona aquellas botas que destacan por sus singulares características organolépticas. El instante en el que la nueva saca de este Fino en Rama, que no ha sido sometido a los procesos habituales de clarificación y filtración, ve la luz.

Tras un diálogo entre el enólogo y la bodega, lleno de trabajo, origen, sabiduría y pasión, 67 botas han sido las elegidas para la décima edición de este Fino en Rama. Custodiadas por la quietud de la Bodega de La Constancia, son botas que reflejan el terroir de Macharnudo y Carrascal, de manera intensa y elegante, y que han conservado un “velo de flor” contundente y grueso otorgándole todo el carácter y estilo de Tío Pepe, icono cultural vivo y legado de una Familia de Vino fundada en 1835.

Tío Pepe Fino en Rama 2019 presenta un color oro pálido opalescente debido a la flor en suspensión. En nariz es intenso y fragante con recuerdos a panadería y levadura fresca. Por su intensidad y sapidez, resulta ideal para disfrutar con pescados, mariscos y verduras, así como arroces de variados estilos. Servir frío en la mejor copa de cristal fino.

En su 10ª edición, Tío Pepe en Rama homenajea a la #GenteEnRama, a los que fueron, son y serán miembros de esta gran familia de vinos que, cada primavera, presenta este Tío Pepe salvaje. #GenteEnRama que busca lo auténtico, la vida sin filtros, la pureza…
González Byass es una bodega familiar fundada en Jerez en el año 1835 y dedicada a la elaboración de vinos y bebidas espirituosas. Marcas tan conocidas como el Fino Tío Pepe, joyas enológicas como Noé o Apóstoles y el Brandy Solera Gran Reserva Lepanto, le han consagrado como una de las principales bodegas del mundo. La tradición, la investigación, la sostenibilidad y la búsqueda de la máxima calidad son los pilares en los que González Byass ha centrado un trabajo avalado por casi dos siglos de experiencia.

A lo largo de las últimas décadas, González Byass ha pasado a ser una Familia de Vino, incorporando bodegas de zonas emblemáticas que representan fielmente la diversidad enológica de España. Entre ellas se encuentran Bodegas Beronia -D.O.Ca. Rioja-, Viñas del Vero -D.O. Somontano-, Cavas Vilarnau -D.O. Cava-, Finca Constancia -V.T. Castilla-, Finca Moncloa -V.T. Cádiz-, Beronia Verdejo -D.O. Rueda-, Pazos de Lusco -D.O. Rías Baixas- y Fournier -D.O. Ribera del Duero. En 2016, la compañía da el salto al Nuevo Mundo con la incorporación de la bodega familiar chilena Viñedos Veramonte y, en 2017, culminó la adquisición de la marca Pedro Domecq (brandies y vinos) cuya principal actividad está en México.
.

Autor

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Recibe nuestras noticias en tu correo

Juan Luis Recio

Blogger gastronómico y de tendencias, crítico de vinos (XL Semanal), letrista, sociólogo, mensista, poeta

Lo más leído