Calleja saliendo del coche volcado

No ha podido ser esta vez y Jesús Calleja se ha visto obligado a abandonar la edición de este año del rally Dakar, tras volcar su coche en una duna del desierto en un aparatoso y grave accidente, ya que su copiloto Eduardo Blanco tenía que ser trasladado hasta un hospital para ser sometido a determinadas pruebas médicas que determinen si tiene algún lesión interna de consideración.

En el tercer Dakar en que participaba Calleja, su equipo se enfrentaba este domingo a la sexta etapa, la de mayor distancia con 838 kilómetros. Pero el accidente truncaba sus posibilidades de poder continuar hasta el final.

Jesús explicaba en su cuenta de Twitter lo sucedido y también el protocolo de cuidados médicos que se iban a llevar a cabo: "Siento deciros que hoy el desierto nos ha ganado y estamos fuera de carrera... Una duna enrevesada se tragó el coche y no pudimos arreglarlo. Estamos bien, aunque por protocolo a mi copiloto le van hacer pruebas médicas".

Poco después, confirmaba también a través de un tuit el final de su aventura automovilística este año y ha mostrado en un vídeo cómo su coche era prácticamente engullido en una duna. "Se terminó el Dakar para nosotros, una carrera extremadamente dura, y según nos dijeron los que saben, posiblemente son las dunas más difíciles del planeta, retorcidas con agujeros letales", ha explicado de forma magistral.