Policia Local de Valencia


La Policía Municipal de Valencia
ha detenido la pasada madrugada a un conductor de 45 años que cuadruplicaba la tasa máxima de alcoholemia permitida cuando circulaba marcha atrás por una rotonda tras haberse incorporado por la avenida Pio Baroja.

Según han informado en un comunicado, los hechos ocurrieron a las 03:00 horas, cuando una patrulla de la policía local observó a un hombre que circulaba en el interior de la rotonda y, en lugar de efectuar todo el giro en la misma para tomar la salida, realizaba la maniobra marcha atrás, provocando un gran peligro para los demás conductores.

Según recoge ABC, los agentes indicaron al conductor que detuviera el coche, pero al hacer caso omiso, se tuvo que interponer el vehículo policial en la trayectoria del otro turismo para que se detuviera.

Los agentes sometieron al conductor a un control de alcoholemia, que el hombre realizó de erroneamente en varias ocasiones de forma deliberada, según las mismas fuentes.

Por este motivo, se le informó que la no realización de la prueba de alcoholemia de forma correcta constituye un delito.

Tras hacerlo de manera correcta se comprobó que el hombre arrojaba una tasa que cuadruplicaba la permitida, motivo por el cual fue detenido y puesto a disposición judicial.