El fotógrafo Frederico Genovese capturó con su cámara, mientras viajaba cerca del lago Naivasha en Kenia, el aterrador momento en el que un enorme y furioso hipopotamo ataca durante 10 minutos a un pescador.

El italiano observó con horror cómo Mathew Wanjiuku fue emboscado por el gigante de dos toneladas y permaneció preso de sus fauces durante 10 minutos mientras el animal seguía mordiéndolo.

Los turistas que observaban la espeluznante escena golpearon una lámina de metal para asustar al enorme mamífero, quien finalmente terminó marchándose del lugar, dejando a Mathew cubierto de sangre.

Después de estar dos semanas en el hospital, el pescador, que ha dado permiso para que se den a conocer los detalles de su terrible experiencia, fue dado de alta este domingo, día de Reyes, y está en camino de recuperarse por completo.

Frederico dijo: "Nunca había visto algo tan impactante como esto antes.Escuché el sonido indistinguible de un hipopótamo avanzando detrás de un guía"

"Golpeando sus pies y moviendo la cabeza vigorosamente, el hipopótamo parecía estar tratando de pisotear a su víctima. Hubo un coro de gritos indefensos procedentes de la orilla del agua"

"Algunos ayudaron a sostener una lámina de hierro para que otros pudieran golpearla con palos y hacer ruido, que después de unos 10 minutos pareció funcionar cuando la bestia se alejó.

"Mathew apareció desde debajo del árbol y alimentado por el temor de ser atacado de nuevo, se lanzó hacia la seguridad de la orilla"