Sicario de espaldas (representación)

Un asesino a sueldo había sido contratado para matar a un matrimonio en la ciudad de Cali (Colombia) a cambio de dos millones de pesos. Pero la sorpresa ha sido que en lugar de realizar el 'encargo', el sicario se ha entregado a la policía confesando el crimen que estuvo a punto de cometer. El criminal reconoció a las víctimas y decidió perdonarles la vida: "Una vida salva la otra, hoy por ti mañana por mí".

Según recoge la web de T5, un hombre que había sido contratado para matar a una pareja en el Valle del Cauca (Colombia) perdonó la vida de las que iban a ser sus víctimas en el último momento al reconocer sus rostros: "Una vida salva la otra, hoy por ti mañana por mí". Fue el propio sicario quien se entregó a las autoridades de Cali.

A cambio de dos millones de pesos, el profesional del crimen debía matar a un hombre y una mujer, ambos propietarios de varias carnicerías. Pero la pareja no estaba sola, tenían a su cargo a una niña pequeña, un detalle que el arrepentido no pudo pasar por alto. "Hay personas que valen más que otras, pero asesinar a dos personas y dejar a una hija huérfana por dos millones de pesos no es válido", explicó en una entrevista en Noticias RCN.

Pero no solo fue eso lo que le hizo bajar la pistola, sino que al ver la cara de las personas a las que debía arrebatarles la vida, recordó que ya conocía a esa pareja. Un año atrás, ese matrimonio había salvado su vida y la de su hijo y, ese día, "el destino se encargó de devolverles el favor".

A pesar de haber resultado ilesos del suceso, la familia aún se siente desprotegida, por lo que han sido trasladados fuera del país. Según las investigaciones policiales, quien ordenó la muerte de la familia pertenece a la capital de Bogotá.