Tiburón en mares australianos

Una niña y una anciana han resultado heridas de cierta consideración al ser mordidas por un tiburón en Whitsundays (Australia), un ataque al que ya han precedido varios en esta región del norte de Queensland, tal como informa The Guardian.

El ataque tuvo lugar este jueves a primera hora de la mañana, cuando la niña y la mujer de avanzada edad se encontraban bañándose en la playa, cerca de la orilla, dijo un portavoz de ambulancias de Queensland.

Según recoge ABC, la señora fue atendida en el Hamilton Island Medical Center de una herida profunda en la pierna derecha, mientras que la niña fue trasladada al Hospital Proserpine para recibir el tratamiento por un mordisco en el pie.

Afortunadamente, las mujeres no corren peligro vital, ya que ninguna de las lesiones tiene un riesgo de muerte, dado que los operadores de la isla Hamilton creen que el tiburón medía aproximadamente un metro.

La experta en tiburones Samantha Munroe considera que es difícil saber qué hay detrás de esta serie de ataques, dado que en Whitsundays era muy bajo. Sin embargo, parece que el aumento del número de de personas en las aguas en toda Australia estaría relacionado con el aumento de los ataques en los últimos 50 años.