Gerry MacCann, padre de Madeleine

Gerry, el padre de Madeleine McCann, ha concedido una entrevista a Radio 4 en la que ha hablado sobre como era la vida familiar en el hogar con su hija antes de que desapareciera.

Una entrevista desgarradora y sobre todo sincera, sobre el dolor y la pérdida de su hija. Describió su relación con Maddie como "increíblemente especial" afirmando que: "Tuve un vínculo muy fuerte con ella desde que era muy pequeña, un bebé" agregando: "Uno de los programas de TV que veíamos juntos fue Dr Who, ya se que la gente puede pensar, 'No se puede tener un niño de tres años viendo al Dr. Who, 'pero a ella le encantaba. Yo le contaba cuentos a la hora de acostarse y Madeleine tenía estrellas sobre su cama. Ese era nuestro momento ".

Hablando de la terrible noche en que Maddie desapareció cuando la familia disfrutaba de unas vacaciones en el Algarve (Portugal) en 2007, Gerry, según recoge Exclusiva Digital, tuvo que contenerse para no llorar:

"Primero fue un momento de incredulidad, luego pánico y terror. Solo podía pensar en un escenario en ese momento. Recuerdo simplemente estar en la habitación con mi angustiada esposa Kate, los dos completamente abatidos. El dolor, sentirnos indefensos y solos. Fue la situación más dolorosa de nuestra vida y no podíamos sacar de nuestras mentes los pensamientos más oscuros."

Resaltando la importancia de buscar ayuda para la salud mental durante la pérdida o el dolor, Gerry compartió sus propias experiencias con un consejero, diciendo:

"Volvimos al apartamento y llegó el consejero, Alan, y en ese momento simplemente no pensé que era el tipo de persona que necesitaría asesoramiento o responder a él. Pero él fue genial y dijo: 'Estoy aquí, puedes llamarme en cualquier momento'. Estábamos cada vez más angustiados, hasta que uno de nosotros dijo: "Hablemos con Alan", y él vino al apartamento y comenzó a hablar con nosotros, solo preguntando por nuestra vida normal en casa. Después de escucharnos, Alan dijo "Sonáis como padres modelo", supongo que en ese momento era algo que probablemente necesitábamos escuchar ".

Gerry continuó explicando que la ayuda de la familia, los amigos y la comunidad fue lo que le dio fuerza a la pareja, asegurando que:

"Pasar las noches fue lo más difícil, lo que nos mantuvo a flote fueron los gemelos, tener otros dos hijos. Seguro que tenían suficiente amor y la atención que merecían era increíblemente importante"

Explicando cómo es la vida once años después de la desaparición de Maddie, reveló: "La habitación de Madeleine está aún casi como era, hay un armario lleno de regalos de cumpleaños y Navidad.".