María Patiño y Mila Ximénez (Telecinco)

"No vuelvas a poner en duda una información que yo diga en este plató", así de contundente se dirigía Mila Ximénez a María Patiño, sorprendiendo a todos por su reacción.

La ex de Manolo Santana se queja de una continua falta de "respeto", y ha explicado que está harta porque ya ha hablado esto en privado con María, por lo que el fuerte enganchón que tenían las dos colaboradoras de ‘Sálvame' terminaba con alguna lágrima y varias salidas de plató.

Según recoge la web de T5, Mila Ximénez estaba dando una información sobre Matamoros y Makoke, en eso María Patiño le ha dicho que no era así y la aludida ha perdido la paciencia de golpe: "No me vuelvas a poner en duda una información que yo diga en este plató, no te lo digo más porque no eres el ombligo de este programa".

A continuación, Mila le pedía respeto y Patiño le contestaba que se lo tiene, pero no comparte su opinión. María decidía guardar silencio, pero el enfado de Ximénez iba 'in crescendo' : "Esto es una falta de respeto, estoy harta, no deja hablar a nadie". Tras decir esto se marchaba de plató, yendo Patiño a su encuentro por petición de Jorge Javier Vázquez ya que "no tiene ningún problema",

Poco después regresaba a su sitio afirmando "Me molesta que alguien a quien tengo cariño me falte el respeto en plató", se quejaba Mila, que cree que su amiga es "muy poco generosa" a veces cuando tiene una información: "No deja hablar ni a Dios, nadie se lo dice, pero no deja hablar a nadie, si no sale de la boca de María la noticia es una mierda".

Parecía que las aguas regresaban a su cauce, Mila a su sitio... pero no, durante su ausencia a Patiño se le escapaba alguna lágrima y explicaba que esa es su manera de ser. "La pasión me ciega", reconocía y parecía dispuesta a hacer autocrítica. Pero el debate se extendía a los demás, Gema López apuntaba que el motivo del enfado de Mila es algo que pasa cada día en ‘Sálvame' y este y un par de comentario más provocaba que Mila abandonara de nuevo el plató quitándose el micro.

"Lo estoy viendo venir y vamos a acabar mal", decía marchándose y su salida generaba un conflicto colateral, esta vez con Gema López: "Aquí se genera un conflicto, María hace un acto de reflexión, Mila nos mete a los demás y ahora se pira ¡Tócate las narices!"