Kiko Matamoros (Telecinco)

Cuando habla parece que sienta cátedra. Su contundencia verbal resuena en los platós de Telecinco como un adalid de la verdad sin que haya otra opción a lo que manifieste. Y cuando no tiene esa contundencia agrega el comentario "me consta"

Así es el personaje televisivo de Kiko Matamoros. El único problema es que como uno es dueño de sus silencios y esclavo de sus palabras, a Matamoros hace ya mucho tiempo que se le vió el 'plumero' y ya tiene menos credibilidad que una película de Disney.

Según recoge Exclusiva Digital, la penúltima pillada al ex marido de Makoke ha estado relacionada con Sofía Suescun. Tras negar rotundamente la ex concursante de 'GH DUO' que ha mantenido una relación con Kiko Matamoros tras ser expulsada de la casa de Guadalix de la Sierra, el colaborador de 'Sálvame' ha metido la marcha atrás de sus declaraciones y a afirmado que "Rectifico, prefiero quedar como un mentiroso, no he tenido nada con ella".

De paso ha querido disculparse diciendo que "fue un momento de cabreo con mi ex y ya está, no es verdad".

Por último, ha declarado que no quiere "hacer daño" a las personas que quiere como Sofía.

¡Que bonito!. Es la máxima expresión de como tiene que ser una buena persona. Quedamos a la espera de la próxima rectificación o pillada.