Belén Esteban (Telecinco)

Belén Esteban, harta de interrupciones y de las pullitas de Diego Arrabal, terminaba este lunes marchándose del plató de ‘Sálvame'.

¿El motivo? parece que su hija Andrea le ha pedido que guarde silencio y prefiere no estar presente mientras Diego Arrabal da su información sobre lo que ocurrió hace 20 años con Jesulín de Ubrique. Eso sí, ha pedido que no hablen testigos o amigas sino que sea Jesulín el que lo haga: "Que hable él, no por detrás".

Dos décadas después ha vuelto el culebrón del que ha vivido muchos años la de San Blas. Que si se fue ella de Ambiciones, que si le echaron, que si Jesulín le fue desleal, los testimonio de las presuntas ‘amigas' del torero, las cintas de Diego Arrabal, lo que dijo Jesulín...

Belén ha explotado ante el regreso de su polémica separación pero su hija le ha pedido que guarde silencio, algo que no sabemos si al final conseguirá

"Aquí habla todo el mundo pero mi historia es de él y mía" decía Belén Esteban. La colaboradora de ‘Sálvame' no entiende la sucesión de testimonios de ‘examigas' del padre de su hija y ha dejado algo claro: "He hablado yo porque es mi historia, no es la historia de ninguno y si alguien tiene que hablar, que hable Jesulín, no por detrás". Algo de lo que debía de tomar nota ella misma que se pasa las tardes hablando de los demás.

"Me salgo, te lo juro", advertía la colaboradora al director del programa y cumplía su promesa ante las interrupciones de Arrabal que le decía que si no quiere entrar en el tema, lo ha hecho durante 18 años. "Como lo que más quiero me ha tirado de las orejas, no me merece la pena", decía la colaboradora a Paz Padilla fuera de plató y ha animado a Diego a ser claro y dar nombres.

Y es que el paparazzi marbellí ha dicho que Jesulín le había sido desleal con una presentadora de televisión. "Que diga quién es la presentadora porque le denunció, perdió el juicio y la tuvo que pagar 40.000 euros", ha dicho Belén y ha dado una pista: "Está con Ana Rosa".