Régimen para adelgazar

Cuando nos decidimos a comenzar una dieta para bajar unos kilos de peso, lo primero que pensamos es en dejar de comer muchos alimentos y bebidas de un día para otro, ya que esta pensamos es la mejor manera de obtener resultados en poco tiempo.

Pero este es el primer gran error que cometemos. Además de provocar en nosotros una sensación de hastío puede ser peligroso para nuestra salud. Y es que una dieta correcta es aquella que tiene los niveles ideales de hidratos de carbono y proteínas, así como unas horas adecuadas para la ingestión cada tipo de alimento.

Según publica ABC hay 3 errores garrafales que se comenten a la hora de iniciar una dieta de adelgazamiento y que hay que tener en cuenta

1. Eliminar las grasas

Este tópico de que las grasas engordan se lo debemos a las dietas de los años 80, que nos hicieron suprimir de nuestra alimentación cualquier tipo de grasa. Sin embargo, ahora se ha demostrado que, por ejemplo, el azúcar engorda más y peor que la grasa y que hay algunos tipos de grasas que se denominan saludables y son beneficiosas para adelgazar.

Las grasas tienen la propiedad de ayudarte a sentirse uno satisfecho y saciado y, por si esto fuera poco, incluso pueden ayudar a reducir el colesterol. Así que para nada eliminar de la dieta las grasas saludables como la que se encuentra en el aceite de oliva, las almendras o los aguacates.

2. No comer hidratos de carbono

Otros de los nutrientes que las dietas de hace 30 años se encargaron en demonizar son los carbohidratos.

Si bien es cierto que los carbohidratos refinados como el azúcar o la pasta provocan un aumento de peso, hay otros carbohidratos más elaborados que, por el contrario, pueden ayudarte a adelgazar ya que aportan la energía necesaria para que se pueda practicar deporte y la fibra suficiente para calmar la ansiedad en momentos de flaqueza.

3. Después de practicar deporte, atracón

Cierto es que, tras un entrenamiento de alta intensidad necesitamos recuperar la energía perdida. Sin embargo, compensarlo con un atracón es un error. Y de los más graves porque normalmente nos da por sustituir las calorías que hemos quemado en el gimnasio por otras compuestas por azúcares o ultraprocesados, lo que a la larga hará que acabemos ganando peso en vez de perderlo. ¿La solución? Si tenemos tiempo, prepararnos un snack saludable post entreno para llevar (unas crudités o alguna pieza de fruta sería ideal).