Un montañista polaco que escaló el pico noroccidental de la montaña Rysy -el punto más alto del país eslavo, ubicado a 2.499 metros sobre el nivel del mar- descubrió a un gato doméstico tranquilamente sentado en ese remoto lugar, según rt.

Wojtek Jabczynski, que filmó al animal con su teléfono, compartió el pasado sábado las imágenes del felino a través de Twitter. "Un gato observa el pico más alto de Polonia", reza la descripción.

En el material gráfico se aprecia cómo el mamífero se asea y mira relajadamente a su alrededor mientras se encuentra sentado sobre una roca que sobresale de la empinada ladera, sin prestar demasiada atención a la presencia de los montañistas.